POR 10 MIL MILLONES DE DÓLARES

30 ciudades de EE.UU reaccionan contra Trump y quieren comprar 114.000 vehículos eléctricos

Treinta ciudades, incluyendo Nueva York y Chicago, pidieron conjuntamente a los fabricantes de automóviles el costo y factibilidad de proveer 114.000 vehículos eléctricos.

BMW ganó en junio pasado el concurso para suministrar a la policía de Los Ángeles 100 BMW i3.
BMW ganó en junio pasado el concurso para suministrar a la policía de Los Ángeles 100 BMW i3.

Las reacciones a las reacciones de Donald Trump por ningunear (otra vez sale esta maldita palabra: menosprecio, no hacer caso, no tomar en consideración…) la crisis climática que se nos viene encima (escasez de agua, alimentos, migraciones, desafíos políticos…), parece ser que mueven a los alcaldes demócratas de 30 ciudades de diferentes estados a tomar iniciativas para demostrar que las emisiones y la calidad del aire hay que tomarlas en serio, además de convencer a los fabricantes de que hay demanda para el vehículo eléctrico.

Así lo hemos podido conocer vía Clean Technica y Bloomberg, al ponerse de manifiesto que la Agencia de Protección Ambiental (EPA) está dejando fuera de juego las iniciativas de su administración en materia de protección ambiental y de inversiones.

En este caso, la administración municipal de esos treinta municipios quiere llevar a cabo una acción conjunta como contraataque, y se han reunido con fabricantes para proponer una compra conjunta de 114.000 vehículos eléctricos (automóviles y camiones) para su uso en las ciudades. Una iniciativa que entendemos tendría que sentar cátedra y extenderse en los diferentes territorios de nuestra geografía. Tomar la idea y pasar a la acción.

Joe Ryan en Bloomberg lo resume así: "Decenas de ciudades estadounidenses están dispuestas a comprar 10.000 millones de dólares en automóviles y camiones eléctricos para mostrar a los fabricantes de automóviles escépticos la demanda de vehículos de baja emisión, al igual que el presidente Donald Trump busca revisar los estándares de contaminación que la industria se opone".

"Treinta ciudades, incluyendo Nueva York y Chicago, pidieron conjuntamente a los fabricantes de automóviles el costo y factibilidad de proveer 114.000 vehículos eléctricos, incluyendo vehículos de policía, barrenderos y camiones de basura", dijo el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, coordinador de la iniciativa. Eso sería comparable a cerca del 72 por ciento del total de las ventas de plug-ins en Estados Unidos el año pasado".

El papel de liderazgo de los municipios en la lucha contra la contaminación y el calentamiento global puede y debe ser tomado como una necesidad vital. Las ciudades han de tomar el liderazgo ante la pasividad de aquellos que fomentan los mensajes interesados y anticientíficos que banalizan los peligros del cambio climático y que alimentan con fuerza y escepticismo.

Iniciativas como las de la Plataforma LIVE y Nissan con planes específicos para los municipios puede ser una gran idea y un principio de solución para llevar a cabo acciones que en muchos casos se sustraen a la voluntad de los ciudadanos.

 

Conversaciones: