UN REPASO A LA ACTUALIDAD DE TESLA

Tesla baja el precio del Model X y anuncia el SUV Model Y, pero necesita fondos

Tesla se encuentra en un punto de inflexión en su trayectoria, especialmente marcado por una reestructuración profunda y la necesidad de ingresar fondos cuanto antes.

Tesla Model X
Tesla Model X

Tesla, después de entregar las primeras unidades del Model 3 y retirar la versión más económica del Model S, ha anunciado que baja el precio del SUV Model X. A partir de ahora, y gracias a la consecución de mejoras en el rendimiento de la producción, el Tesla Model X pasará a costar $79.500 dólares, tres mil dólares más barato que lo que costaba hasta el momento. La versión más capaz y equipada, el Tesla Model X P100D, tiene un precio de $145.000 dólares, lo que deja la gama X de Tesla con un precio comprendido entre los 67.000 y los 123.000 euros.

Este movimiento estratégico de Tesla es, según su CEO Elon Musk, el resultado de un aumento de los márgenes de beneficios, lo que permite "reducir los precios y ofrecer más valor" a sus clientes. Por el contrario, cabe la posibilidad de que el lanzamiento del Tesla Model 3 haya eclipsado el resto de la gama Tesla gracias a su competitivo precio de lanzamiento, que no supera los $35.000 dólares si optamos por ningún equipamiento extra. Por descontado, desde Tesla aseguran que no existe tal "canibalismo" dentro de la gama de vehículos eléctricos y que cada uno de los modelos tiene su nicho de mercado bien diferenciado.

Por otro lado siguen las novedades, ya que Tesla, por medio de su mandamás Elon Musk, ha anunciado que llegará a su catálogo un nuevo SUV de reducidas dimensiones llamado Tesla Model Y. El nuevo Tesla Model Y empleará como base para su construcción la plataforma del compacto Model 3, de reciente lanzamiento, lo que servirá para abaratar costes y ofrecer las mismas capacidades que el pequeño eléctrico californiano a un precio muy competitivo. Los planes de Tesla pasan por ampliar su oferta de SUV muy rápido: la demanda del mercado para este tipo de vehículos es tal que pretenden tener el nuevo Tesla Model Y a la venta a partir de 2019.

Pero como era de esperar, tal inversión en producción y desarrollo de automóviles eléctricos necesita de un importantísimo capital que no termina de llegar: aunque las reservas del Tesla Model 3 van viento en popa y ya casi rozan el medio millón de unidades, lo que supone una increíble entrada de capital a la compañía californiana, Elon Musk busca fuentes de financiación que permitan a Tesla inyectar $1.500 millones de dólares a su economía para hacer frente a los gastos que supone la fabricación en serie del nuevo Model 3. Con este fin, Tesla ha lanzado una oferta de bonos de alto rendimiento para capitalizarse de forma urgente.

 

Conversaciones: