CAMBIO GLOBAL HACIA VEHÍCULOS CERO EMISIONES

Ocho países renovarán sus flotas gubernamentales con vehículos eléctricos

Canadá, China, Francia, Japón, Noruega, Suecia, Reino Unido y los Estados Unidos firmaron una Declaración para renovar las flotas gubernamentales y acelerar el cambio hacia vehículos eléctricos o de bajas emisiones.

Ocho países han firmado una declaración para acelerar la transición hacia el transporte de bajas emisiones.
Ocho países han firmado una declaración para acelerar la transición hacia el transporte de bajas emisiones.

Reconociendo la importancia de reducir las emisiones de carbono en el sector del transporte, ocho países relevantes (Canadá, China, Francia, Japón, Noruega, Suecia, el Reino Unido y Estados Unidos ) firmaron el pasado 16 de noviembre una Declaración para comprometerse a aumentar la cantidad de vehículos eléctricos en la flotas gubernamentales, y pidiendo a su vez que más gobiernos se unan a ellos.

Esta Declaración se anunció en la Conferencia sobre el Cambio Climático de Marrakech (COP 22) , que tuvo lugar del 7 al 18 de noviembre, y contó con el apoyo de CEM (Clean Energy Ministerial) y EVI (Electric Vehicles Initiative).

La Declaración pone especial énfasis en la renovación de las flotas gubernamentales y señala compromisos específicos y voluntarios por parte de los países participantes, con el fin de acelerar la introducción de vehículos de bajas emisiones en sus unidades.

Mediante esta acuerdo, los ocho gobiernos asumen un papel de liderazgo en este movimiento y envían una fuerte aviso ante la necesidad de impulsar la transición hacia vehículos con bajas emisiones de carbono, en consonancia con la Declaración de París de la COP21.

Y es que las emisiones de gases de efecto invernadero del sector del transporte representan en la actualidad casi una cuarta parte de las emisiones totales. Esta proporción aumentará significativamente en las próximas décadas si no se toman fuertes medidas. Cambiar esta tendencia implica un cambio global hacia vehículos de bajas emisiones así como a adoptar principios más altos de transporte sostenible.

Los miembros de CEM y EVI cooperan para lanzar al menos 20 millones de vehículos eléctricos para 2020, incluyendo los híbridos enchufables y los de pila de combustible. Este objetivo sigue los derroteros de la Declaración de París sobre electromovilidad y cambio climático (COP21), la cual revela que al menos el 20 por ciento de todos los vehículos de transporte por carretera (automóviles, vehículos de dos y tres ruedas, camiones, autobuses y otros) utilizarán en 2030 la electricidad como fuente de combustible.

Además, esta Declaración conjunta trata de alentar a otros actores como las ciudades, los gobiernos regionales, las empresas, las federaciones u organizaciones de diversa índole. El objetivo es claro: impulsar la transición energética introduciendo vehículos libres de emisiones en sus flotas, incluyendo los autobuses, taxis, y flotas municipales y corporativas.

CEM (Clean Energy Ministerial)

CEM es una asociación de las economías más grandes y avanzadas del mundo que trabajan juntas para acelerar la transición global de energía limpia. Los miembros de la CEM –24 países y la Unión Europea– representan aproximadamente el 90 por ciento de las inversiones en energía limpia y el 75 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero. La CEM une el compromiso político de los ministros de energía con iniciativas sostenibles y campañas de alta visibilidad para acelerar las políticas de energía limpia y el despliegue tecnológico.

EVI (Electric Vehicles Initiative)

La Iniciativa de Vehículos Eléctricos (EVI) proporciona un foro para la cooperación global en el desarrollo y el despliegue de vehículos eléctricos. La iniciativa busca facilitar el despliegue mundial de 20 millones de vehículos eléctricos de cara a 2020.

Conversaciones: