ANFAC EN EL III FORO NISSAN DE LA MOVILIDAD

Europa solo fabrica el 6% de las baterías del mundo para vehículos eléctricos

Anfac cree que España tiene que plantearse en esta "transición energética" cómo atraer automóviles eléctricos a sus plantas de producción, al tiempo que tiene que actuar para lograr una mayor participación en la fabricación de baterías.

Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), en el ‘III Foro Nissan de la Movilidad’.
Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), en el ‘III Foro Nissan de la Movilidad’.

Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), defendió en el ‘III Foro Nissan de la Movilidad’ –celebrado este jueves en Madrid– dos propuestas muy claras. La primera es la de una exención del 100% en el impuesto de circulación para quien decida comprar un vehículo eléctrico y la segunda, una mayor continuidad en los planes de incentivo a la compra de este tipo de vehículos, como el Plan Movea.

“Que la Administración Española apoye la compra de vehículos eléctricos es positivo, pero debe haber una mayor continuidad y no planes con ‘hachazos’”, comentó Armero. Esto se refiere al famoso Plan Movea que, por ejemplo, este año fue casi visto y no visto gracias a la gran aceptación de los usuarios. De modo que si ayudas como esta estuvieran vigentes durante más tiempo, la cuota de mercado de los vehículos híbridos y eléctricos sería más alta, que la que tenemos actualmente.

Mario Armero aseguró que la patronal se ha podido reunir con José Enrique Fernández de Moya, secretario de Estado de Hacienda, y está trabajando en mejorar la fiscalidad de los vehículos eléctricos.

El propio Armero ha destacado que se encuentra "muy animado" respecto a lo que pueda ocurrir en los "próximos meses" con la supuesta aprobación de los planes de incentivo a la compra de vehículos alternativos (Plan Movea) y propulsados por combustibles tradicionales, diésel o gasolina, (Plan Pive). Para estos planes, se ha presupuestado 50 millones de euros, pero todavía se desconocen cómo irán destinados.

En este sentido, Anfac ha solicitado ante la Comisión Europea que se estudie la reducción del IVA a los vehículos eléctricos en todo el mercado europeo. Mario Armero comentó que "hemos tenido una respuesta positiva, pero no es suficiente. Ahora los Estados miembro tienen que ratificar dicha iniciativa".

El vicepresidente ejecutivo dijo que España tiene que plantearse en esta "transición energética" cómo atraer automóviles eléctricos a sus plantas de producción, al tiempo que tiene que actuar para lograr una mayor participación en la fabricación de baterías. "Europa tan solo fabrica el 6% de las baterías del mundo para vehículos eléctricos. España y Europa tienen que hacer algo al respecto", destacó.

Finalmente, Mario Amero resaltó la cumbre entre el sector de la automoción y ministros que convocó la canciller alemana, Angela Merkel, para abordar hacia adónde se dirige el sector de la automoción germano. "Echo de menos esta forma de trabajar público-privada en España", ha concluido.

Conversaciones: