EL SUEÑO, PRINCIPAL OBSTÁCULO DE LOS INGENIEROS

Ingenieros se duermen probando el coche autónomo de Ford

El desarrollo del coche autónomo por parte de Ford encuentra un escollo: los ingenieros se duermen al volante durante las pruebas.

Ford Fusion Hybrid Autonomo
Ford Fusion Hybrid Autonomo

Hace algunos días os contábamos que Ford invertirá mil millones de dólares en el desarrollo de un sistema de conducción autónoma, y así lo está haciendo. Parecía que todo iba viento en popa cuando ha surgido un problema inesperado durante las pruebas con vehículos autónomos. Parece ser que los automóviles autónomos de Ford van tan suaves y son tan silenciosos que los ingenieros de la marca del óvalo azul caen rendidos ante su ronroneo y terminan durmiendo al volante en lugar de supervisar que el coche circula con normalidad.

Según informa Bloomberg, los investigadores a cargo del desarrollo de esta tecnología de conducción autónoma que permitirá a los vehículos circular sin alguien detrás del volante han tratado de mantener despiertos a los probadores mediante zumbadores, alarmas, luces de alerta y otros sistemas variopintos; incluso asientos con sistema de vibración y volantes que se zarandean, pero nada ha sido suficiente para mantener la atención de los conductores de pruebas. Incluso se ha intentado trabajar en parejas, pero la presencia de un segundo ingeniero en la cabina ha servido de poco más que para dormir acompañado.

Son ingenieros entrenados que están allí para observar lo que está sucediendo. Pero así es la naturaleza humana, empiezas a confiar cada vez más en el vehículo y al final sientes que no necesitas estar prestando atención".

Visto que no ha habido manera de mantener la atención de los probadores, Ford ha tomado una decisión radical para solucionar el problema: se darán por finalizadas las pruebas actuales y se pasará directamente a los niveles de autonomía 4 y 5. En la etapa actual de desarrollo, el nivel 3, los coches viajan de forma semi-autónoma, pues estos requieren de la atención de un conductor tras el volante que dé signos de presencia como mucho cada diez segundos. En los niveles 4 y 5, el automóvil ya no necesitará recibir ninguna señal humana, sino que funciona de forma completamente autónoma, monitorizando el estado de las carreteras y  tomando decisiones en las situaciones críticas que puedan aparecer.

Conversaciones: