DURANTE LA PRÓXIMA DÉCADA

EasyJet apuesta por los aviones eléctricos

Wright Electric, juntamente con EasyJet trabajarán durante la próxima década en la posibilidad de fabricar aviones comerciales completamente eléctricos.

EasyJet apuesta por los aviones eléctricos.
EasyJet apuesta por los aviones eléctricos.

La compañía aérea EasyJet apuesta por los aviones totalmente eléctricos en vuelos de corta distancia, de menos de 600 kilómetros. Para ello contará con la colaboración de la compañía americana Wright Electric, que se ha propuesto el desafío de construir un avión de pasajeros comercial totalmente eléctrico.

La idea no es nueva, ya que la aerolínea ha asegurado que están trabajando en el desarrollo de un avión 100% eléctrico desde 2016. Las primeras pruebas realizadas con vehículos biplaza han sido todo un éxito. Tal es así que varias compañías e instituciones conocidas mundialmente se han hecho eco de este proyecto y han querido aportar su granito de arena financiando parte del proyecto. Aquí encontramos la prestigiosa Universidad de Harvard o inversores en nombre de Dropbox, entre otros.

La colaboración de la aerolínea de bajo coste con Wright Electric tiene el objetivo de lograr realizar vuelos comerciales con aviones eléctricos. Para ellos se contaría con baterías intercambiables, alas de alto aspecto para vuelos eficientes y un sistema de propulsión eléctrica. Para llevar todo esto a cabo, se contará con el Airbus A320, que será la base de este ambicioso proyecto para la próxima década.

Carolyn McCall, CEO de EasyJet, comenta que “Al igual que hemos visto con la industria automotriz, la industria de la aviación usará la tecnología eléctrica para reducir el impacto en el medio ambiente. Por primera vez, podemos contemplar un futuro sin combustible para aviones y estamos emocionados de ser parte de él”. Se estima que el proyecto puede estar en constantes pruebas durante los próximos 10 años.

Ambas empresas trabajarían en la búsqueda de una tecnología que permita reducir las emisiones contaminantes. Se estima que se podría ahorrar un 15% en la quema de combustibles y emisiones de CO2. Por lo que respecta al sonido, un motor eléctrico es mucho más silencioso que un motor de combustión interna, por lo que la empresa EasyJet cree que podría reducir hasta un 50% el ruido en el despegue y aterrizaje.

Conversaciones: