MADRID

Empresas de logística tendrán que ponerse las pilas para acceder a la Zona Cero de Emisiones en 2020

Las empresas de paquetería y logística tendrán que renovar el 40 por ciento de su flota para acceder a la Zona Cero de Emisiones en 2020 y el 85 por ciento en 2022, según los datos de un estudio elaborado por UNO.

Empresas de logística tendrán que ponerse las pilas para acceder a la Zona Cero de Emisiones en 2020.
Empresas de logística tendrán que ponerse las pilas para acceder a la Zona Cero de Emisiones en 2020.

La Organización Empresarial de Logística y Transporte, UNO, ha valorado positivamente que el Ayuntamiento de Madrid haya incorporado "buena parte de sus propuestas" al Plan A de Calidad del Aire, aunque ha precisado que el esfuerzo que deberá hacer el sector es "muy importante" ya que, según los datos de un estudio elaborado por UNO, las empresas de paquetería y logística tendrán que renovar el 40 por ciento de su flota para acceder a la Zona Cero de Emisiones en 2020 y el 85 por ciento en 2022.

Según ha informado UNO, el Consistorio ha flexibilizado, en la versión definitiva del plan, el calendario de restricciones de acceso para la distribución urbana de mercancías a la denominada Zona Cero de Emisiones (es decir, a los barrios de Ópera, Noviciado, Embajadores, las Letras, Cortes, La Latina, Sol, Gran Vía y Justicia).

"Valoramos la disposición negociadora del Ayuntamiento de Madrid", ha explicado el secretario general de UNO, Francisco Aranda. Para cumplir con la ecologización de la flota de reparto marcada por el Plan A para acceder a la Zona Cero de Emisiones, en 2020 habría que renovar todos aquellos vehículos diésel adquiridos antes de 2006 y en 2022 los matriculados antes de 2014.

Se trata de un esfuerzo "considerable, teniendo en cuenta que el periodo de amortización de un vehículo dedistribución urbana de mercancías puede llegar, en algunos casos, hasta los 20 años".

Desde la Organización Empresarial de Logística y Transporte se subraya, además, que no sólo son necesarios puntos de recarga para vehículos eléctricos y de energías alternativas en Madrid, sino también en los centros logísticos desde donde parten los vehículos y en las rutas de reparto, que en muchos casos afectan a municipios próximos a Madrid.

Por ello, UNO ha puesto sobre la mesa que es necesario una política de distribución urbana de mercancías supramunicipal, para que las iniciativas de ayuntamientos vecinos vayan en consonancia, algo que no está sucediendo. 

Conversaciones: