COMPETIRÁN EN EL CAMPEONATO UNIVERSITARIO SMART MOTO CHALLENGE

Estudiantes de Deusto desarrollan dos motos eléctricas inteligentes

Los estudiantes de Deusto competirán en el campeonato universitario "Smart Moto Challenge" con los prototipos que han diseñado, desarrollado y fabricado para los que también han elaborado el plan de negocio y comercialización.

Estudiantes de Ingeniería presentan dos prototipos de motos eléctricas inteligentes realizadas con el asesoramiento de la Policia Municipal de Bilbao.
Estudiantes de Ingeniería presentan dos prototipos de motos eléctricas inteligentes realizadas con el asesoramiento de la Policia Municipal de Bilbao.

Un equipo de estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Deusto ha presentado dos prototipos de motos eléctricas e inteligentes que han sido diseñadas con el asesoramiento de la Policía Municipal de Bilbao enfocado a tareas de vigilancia policial en entornos urbanos y periurbanos. Estos prototipos competirán en la competición internacional “Smart Moto Challenge”. El certamen contempla un primer campeonato en julio en el circuito catalán de Montmeló, y un segundo en octubre en Moscú.

La particularidad de “Smart Moto Challenge” radica en que se trata de motocicletas eléctricas inteligentes y conectadas a Internet, y que es un reto destinado a estudiantes de ingeniería de distintos grados. En el caso de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Deusto participan los grados en ingeniería: Tecnologías de Telecomunicación, Electrónica Industrial y Automática, Diseño Industrial, Tecnologías Industriales, Organización Industrial y doble grado ADE + ITI.

Esta es la segunda ocasión en la que universitarios de Deusto participan en este certamen, que este año celebra, con la participación de 12 equipos, su cuarta edición. La Facultad de Ingeniería de Deusto se medirá a cuatro universidades españolas, seis rusas, una polaca y una de Ecuador.

El certamen está enfocado a ser un laboratorio de ideas y una fuente de futuros ingenieros especializados en el sector de la movilidad eléctrica. En esta edición, los equipos debían desarrollar prototipos funcionales para la policía Municipal de su ciudad. En este contexto, los equipos han diseñado y construido un prototipo de moto eléctrica inteligente y conectada a Internet que cumpla la normativa europea L1E y L3E y que pueda ser utilizado en labores de vigilancia policial.

El equipo vasco está formado por 30 estudiantes, coordinado por cinco profesores, que han invertido más de 10.000 horas de intensa labor desde que en diciembre pasado formalizaron su inscripción e iniciaron las tareas de definición del equipo y distribución de las tareas.

Campeonato universitario "Smart Moto Challenge"

De acuerdo con las normas de competición, cada equipo se inscribe en una categoría, hasta 2KW o hasta 8KW. A diferencia de ediciones anteriores, no hay elementos comunes por los que cada equipo debe seleccionar el tipo de motor, baterías, ECU (Engine Control Unit) que llevará su prototipo. Partiendo de esta decisión estratégica, los equipos diseñan y fabrican el chasis, carrocería, y elementos diferenciadores e implementan la parte inteligente del vehículo y su conexión a Internet.

En el caso concreto de los prototipos desarrollados por Deusto Moto Team, la conectividad lleva aparejada el uso de dispositivos para 4G para los que se ha desarrollado toda una plataforma de gestión y control no solo de la flota de vehículos (rutas, incidencias, avisos recibidos, situación y tiempo de respuesta) sino de toda la información generada por los mismos (estado de la batería, número de ciclos, datos sobre el comportamiento térmico y eléctrico, etc.).

Se han desarrollado más de 15 proyectos distintos en torno a los prototipos, tanto de e-mobility (modelado térmico del sistema de almacenamiento de energía; el desarrollo de los circuitos electrónicos de control; y las comunicaciones remotas) como de aligeramiento, prototipado rápido y sistemas de gestión. Estas líneas de trabajo están encaminadas a optimizar el funcionamiento de vehículos de tracción eléctrica eliminando el consumo de combustibles derivados del petróleo, reduciendo la emisión de CO2 a la atmosfera y reduciendo el nivel de ruido en zonas urbanas.

Los prototipos construidos son vehículos concebidos para su uso en entornos urbano y peri-urbanos, alimentados con baterías de litio-ión, que alcanzan una velocidad máxima de 90 Km/h y tienen una autonomía de 80 kilómetros tras seis horas de carga. Esta motocicleta ligera ecológica y conectada a Internet está destinada a las tareas de servicio y vigilancia de las patrullas de movilidad. En este caso, para que estos prototipos sean más efectivos en las labores policiales han contado con el asesoramiento de la Policía Municipal de Bilbao.

Conversaciones: