LA PRODUCCIÓN DEL SUPERCOCHE ELÉCTRICO GENERA DUDAS

Faraday Future cancela la construcción de su fábrica en Las Vegas

La prometedora fabricante Faraday Future está teniendo serios problemas para iniciar la producción del supercoche eléctrico FF91: se cancela la construcción de su planta de producción en North Las Vegas.

Faraday Future FF91
Faraday Future FF91

Un nuevo tropiezo para la nueva marca de coches eléctricos Faraday Future pone en duda la viabilidad del proyecto FF91. ya ha pasado más de medio año después de que se presentase el Faraday Future FF91 en Las Vegas, recibiendo durante las 36 horas posteriores a su presentación más de 64.000 reservas a través de su sitio web, muchas de ellas prioritarias gracias al pago de 5.000 dólares en adelantado. Tal fue la expectación generada que la fabricante Faraday Future se propuso iniciar la producción del supercoche eléctrico -con 1050 Cv de potencia y 700 kilómetros de autonomía- para inicios de 2018.

Ahora los planes de Faraday Future no pintan tan bien, ya que la empresa norteamericana ha anunciado que descarta el proyecto de construcción mediante el cual pretendía levantar una fábrica con más de 250.000 metros cuadrados de superficie en North Las Vegas. Según informa el diario Las Vegas Review-Journal, ahora los planes de Faraday Future pasan por comprar un edificio existente, ya que esto les ahorraría el tiempo y el coste que supone construir una fábrica desde cero.

Esta noticia genera todavía más dudas alrededor del proyecto FF91, que se suman a las ya generadas por los conocidos problemas financieros por los que pasa el principal inversor de Faraday Future, el empresario chino Jia Yueting. Desde febrero se habla acerca de la construcción de una nueva y majestuosa fábrica, pero la realidad es que la principal empresa inversora detrás de Faraday Future, la china LeEco, se ha visto en la necesidad de vender los terrenos que ostentaba en Silicon Valley, California, para hacer frente a importantes deudas. Además, del faraónico proyecto de 250.000 metros cuadrados no quedan ni los cimientos, ya que ahora se conformarían con una fábrica de apenas 60.000 metros donde iniciar la construcción del FF91.

Pero no todo son malas noticias: Faraday Future asegura que ya cuenta con todo el equipamiento necesario para hacer frente a la producción del FF91, por lo que únicamente necesita de un lugar donde pueda almacenar toda su maquinaria y construir su primera línea de producción. No suena sencillo, pero la fabricante asegura que así será. Así pues, una vez que Faraday Future consiga un complejo industrial acorde a sus necesidades esperamos que el supercoche eléctrico FF91 se convierta pronto en un hecho, aunque dudamos que sea para inicios de 2018 como prometieron en su lanzamiento.

Conversaciones: