DEJARÁ DE VENDER COCHES DE GASOLINA Y DIESEL PARA 2040

Francia quiere convertirse en la economía 'verde' número uno

Francia planea poner fin a la venta de vehículos a gasolina y diésel para el año 2040 en un intento de convertirse en una nación neutra en carbono, dijo el ministro de Energía, Nicolas Hulot.

Francia dejará de vender coches de gasolina y diesel para 2040.

Concept EQ, exterior;
Francia dejará de vender coches de gasolina y diesel para 2040. Concept EQ, exterior;

Nicolas Hulot, Ministro de Energía francés, dijo durante la presentación del Plan Nacional Climático en París que Francia tiene como objetivo acabar con la comercialización de vehículos diésel y de gasolina de cara al 2040. 

Hulot señaló que el país ofrecerá incentivos fiscales como medida para reemplazar los vehículos diésel con más de 20 años y los de gasolina fabricados antes de 2001.  "El objetivo es difícil, pero Francia quiere convertirse en la economía verde número uno".

Durante una rueda de prensa, Hulot avanzó ayudas destinadas a personas con pocos medios que quieran deshacerse de su vehículo antiguo y comprar "uno más limpio", medida que contribuirá a renovar el parque automovilístico hacia uno menos contaminante. "Vamos a acelerar el movimiento para que los más modestos puedan comprar coches menos contaminantes", ha añadido.

Francia ofrecerá incentivos fiscales para reemplazar los automóviles diésel que tienen más de 20 años y los vehículos de gasolina fabricados antes del 2001.

En este sentido, confirmó también la promesa que hizo durante su campaña electoral el presidente del Gobierno, Emmanuel Macron. "Haremos converger la fiscalidad entre vehículos diesel y gasolina en cinco años", ha subrayado.

Según el propio Hulot, esta medida eleva las ambiciones del Ejecutivo en materia medioambiental, pasando de reducir la cuarta parte de la emisiones a la "neutralidad del carbono" para la misma fecha.

El gobierno también pondrá fin a la exploración de petróleo y gas en territorio francés, eliminará las centrales eléctricas a carbón en 2022 y alentará a los propietarios a producir su propia energía.

Además, enmarcado en el plan de lucha contra el cambio climático de Macron, el titular de Transición Energética ha adelantado que presentarán un proyecto de ley a final de verano o principio de otoño con el que pretenden prohibir cualquier nuevo proyecto de exploración y explotación de gas, petróleo y carbón.

El gobierno pondrá fin a la exploración de gas y petróleo en territorio francés, al igual que eliminará las centrales eléctricas de carbón en 2022 y alentará a los propietarios de las casas a producir su propia energía. 

Conversaciones: