DOCUMENTAL SOBRE ECONOMÍA GLOBAL, SOCIAL Y MEDIOAMBIENTAL

El transporte marítimo, una de las fuentes de contaminación más peligrosas para el planeta

Freightened - El precio real del transporte marítimo, es un documental dirigido por Denis Delestrac que revela la mecánica y los peligros del transporte marítimo, una industria que, a pesar de ser poco conocida, es la clave de nuestra economía, y que también se ha convertido en una de las fuentes de contaminación más peligrosas en el planeta.

Freightened. El precio real del transporte marítimo.
Freightened. El precio real del transporte marítimo.

El transporte marítimo ha sido tan transcendental como la invención de la imprenta o de Internet, pero sigue siendo en gran medida desconocido para muchos. A causa de la su gran dimensión, los barcos de carga ya no caben en los puertos tradicionales de las ciudades y se han trasladado fuera de la vista del público, detrás de barreras y puntos de control. Pero, ¿quién mueve los hilos de este negocio de miles de millones de dólares? ¿En qué medida controla esta industria a nuestros responsables políticos? ¿Cómo afecta esta industria al medio ambiente por encima y por debajo del nivel del mar?

9 de cada 10 productos consumidos hoy en día en Occidente provienen del extranjero. Este hecho ha creado una paradoja inquietante: comprar un producto fabricado en un país lejano es a menudo más barato que en comprar productos hechos al alcance del transporte terrestre. La verdadera columna vertebral de la economía globalizada de hoy en día es la industria del transporte marítimo, su flota de barcos gigantescos y su invencible modelo de negocio (el transporte marítimo cuesta solo un 2% de lo que cuesta el transporte aéreo), que controla el 90% de todos los productos transportados por mar en el planeta.

La contaminación

Se calcula que los 20 barcos más grandes vierten más azufre en la atmosfera que los miles de millones de coches del planeta. Cada día, 5.000 toneladas de residuos tóxicos se vierten al mar y destruyen la fauna y flora. Por otro lado, un tercio de las ballenas y delfines sufren daños irreversibles de audición como consecuencia directa de la contaminación acústica de los barcos.

Además, los motores que queman combustible fuel oil o diesel pesado emiten, además del azufre,  altas concentraciones de sustancias nocivas como partículas, hidrocarburos y óxidos de nitrógeno, además de emisiones de CO2

 La ONG Transport & Environment dijo, "el combustible marino es 2.700 veces más contaminante que el diesel de las carreteras y este último paga anualmente 35 mil millones de euros en impuesto a los combustibles en Europa, mientras que los barcos utilizan combustible libre de impuestos."

Desafortunadamente, ni el Protocolo de Kioto, ni el acuerdo sobre el clima COP21 −firmado por casi 200 naciones− mencionan el “transporte marítimo” de ninguna manera o forma.

Las alternativas

Freightened - El precio real del transporte marítimo muestra algunas de las diferentes iniciativas que están resultando eficaces y económicamente viables. Alternativas como la energía eólica que, combinada con otras innovaciones, puede reducir el consumo de combustible de un barco de entre un 30% a un 40%. Otras iniciativas, como la plataforma ShippingEfficiency.org puesta en marcha por la ONG The Carbon War Room and RightShip, ayudan a aumentar la información y transparencia alrededor de la eficiencia de la flota internacional de barcos. La posibilidad de acceder a información precisa, transparente y oportuna ayuda a generar una industria de transporte más eficiente y nos compromete, como compradores, a llevar a cabo una mejor práctica del consumo.

La OMI (Organización Marítima Internacional) toma medidas lentamente para limitar la contaminación de los barcos en el norte de Europa y partes de América del Norte. No obstante, la aplicación de las normas está resultando problemática para los estados miembros, ya que, a pesar de ser una cosa bastante inusual para una organización de las Naciones Unidas, la OMI está financiada por los propios gobiernos de estos estados.

El mayor contribuyente al presupuesto de la OMI es Panamá, seguido de Liberia y las Islas Marshall, las tres mayores flotas del mundo. Estos países venden su bandera nacional a las compañías navieras para que puedan maximizar ganancias y evitar las regulaciones laborales y los impuestos de sus países de origen. Esta es la práctica de las “banderas de conveniencia”, que convierte el transporte marítimo en un lobby internacional donde unos cuantos poderosos miembros de la OMI toman las decisiones.

transporte-maritimo-1

Reducción de los costes y maximizando los beneficios

La película,  expone también  los cambios revolucionarios que la industria del transporte marítimo aportó durante las décadas de 1960 y 1970, reduciendo los costes y maximizando los beneficios en el negocio de las importaciones / exportaciones. Hoy, el transporte marítimo se ha convertido en el medio más eficiente para transportar mercancías: hay 60 mil embarcaciones que navegan constantemente las rutas de navegación del mundo que suministran a 7 mil millones de seres humanos. Esta industria es hoy en día crucial para el cumplimiento de las crecientes demandas de nuestra sociedad.

Por otro lado, el transporte marítimo ha permitido la existencia de economías subversivas. Cada año, 500 millones de contenedores se mueven a través de las rutas marítimas del mundo. Solo el 2% de estos contenedores ha sido escaneado o ha estado inspeccionado por aduanas. Este hecho los convierte en un medio ideal de transporte para los traficantes de armas, narcotraficantes y redes de inmigración ilegal.

Las empresas maximizan las ganancias evitando impuestos y reglamentos laborales mediante prácticas corruptas y el oscuro sistema de las “banderas de conveniencia”. Pero igual que en otros sectores, los modelos lucrativos de negocio solamente fortalecen a unos pocos y toda la industria está controlada por solo un puñado de magnates con el poder suficiente para influenciar a los responsables políticos y los gobiernos de todo el mundo. Por no hablar de las consecuencias devastadoras de esta industria tanto a escala humana como ambiental. Esta perpetúa la ocupación de la mano de obra barata de los países en desarrollo y se ha convertido en una de las fuentes de contaminación más peligrosas en el planeta.

Llevándonos en un viaje a través de mares y océanos, Freightened - El precio real del transporte marítimo revela en una investigación audaz todas las caras del transporte marítimo a nivel mundial y presta atención a las consecuencias de una industria completamente desconocida.

Conversaciones: