MÁS PUNTOS DE RECARGA EN AUTOPISTAS

El gran problema del coche eléctrico, la ausencia de puntos de recarga

ChargePoint, empresa norteamericana que da servicio de carga a vehículos eléctricos, cree que la falta de putos de recarga en autopistas es el gran handicap para que la venta de coches eléctricos aumente.

El problema del coche eléctrico está en su infraestructura, según ChargePoint.
El problema del coche eléctrico está en su infraestructura, según ChargePoint.

La compañía ChargePoint, que ofrece infraestructura de carga para vehículos eléctricos, cree que se debe mejorar la instalación de puntos de carga en carretera abierta para este tipo de movilidad. Pasquale Romano, CEO de la compañía, ha manifestado que incrementando la presencia de cargadores para vehículos eléctricos en autopistas de toda Europa y de Norteamérica es primordial para poder desbloquear las ventas de coches eléctricos.

Más cargadores en carreteras “eliminarán un obstáculo de compra para muchos conductores”, ha asegurado el presidente ejecutivo de ChargePoint, que cuenta con BMW AG y Daimler AG como inversores. Además, Romano cree que el mayor desafío está en las rutas de larga distancia. El CEO de la empresa americana, con sede en California, compara los niveles de ventas del vehículo tradicional con el eléctrico mediante los recursos que ofrecen a los conductores: mientras que por un lado existe una oferta de combustibles fósiles abundante en todas partes, ya sea en vías de paso o en centros comerciales, por el otro “resulta amenazante que no haya una red de carga en las ciudades”.

“La infraestructura se está produciendo de forma natural, a excepción de la carga en carretera, donde Tesla ya ha demostrado que esto se puede hacer sin muchos problemas”, ha afirmado Romano. Actualmente, la empresa ChargePoint opera una red de unas 39.000 estaciones de carga de baterías repartidas entre los Estados Unidos, Europa y Australia. Estas estaciones incluyen tanto instalaciones públicas como privadas para empresas y residencias.

En materia de investigación y desarrollo, los fabricantes de automóviles eléctricos están gastando altas sumas de dinero en esta tecnología, debido a la necesidad de cumplir con las estrictas regulaciones que imponen los gobiernos. En Europa, los límites más estrictos de contaminación entrarán en vigor en 2021, lo que "estimulará a los fabricantes a producir vehículos eléctricos", tal y como manifiesta Romano.

Según un informe publicado por Bloomberg New Energy Finance, el número de puntos de recarga públicos ha aumentado en un 61% en todo el mundo, siendo China el país que encabeza esta lista. Alemania ha sido el país europeo con mayor crecimiento, con un 33% más respecto al último año.

El banco suizo UBS ha pronosticado esta semana que, con la desaparición del diésel en Europa, las ventas de los eléctricos puros podrían representar el 30% del total de las ventas en el mercado europeo a mediados de la próxima década. En el ‘viejo continente’ ya son varias las empresas que buscan ofrecer servicio a los conductores de coches eléctricos, como es la ‘autopista eléctrica’ que cruza Europa o la instalación de hasta 10.000 puntos de recarga en todo el continente.

Conversaciones: