BARCELONA

La Guàrdia Urbana amplía su flota con scooters eléctricos

El 26% de scooters en Barcelona son eléctricos. Ya son 3 los distritos que cuentan con vehículos eléctricos para ser controlados.

La Guàrdia Urbana amplía su flota con scooters eléctricos.
La Guàrdia Urbana amplía su flota con scooters eléctricos.

La Guàrdia Urbana pasa a tener un total de 301 vehículos de dos ruedas, gracias a los 30 nuevos scooters eléctricos. Ha sido el propio Amadeu Recasens, miembro de la comisión de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, quien ha presentado los nuevo scooters eléctricos destinados al servicio de la Guàrdia Urbana. De esta forma, la flota de vehículos eléctricos del cuerpo policial aumenta.

Con estos 30 BMW C Evolution, que ofrecen una potencia máxima de 35 kW (48 cv), la Guàrdia Urbana pasa a tener un total de 301 un vehículos de dos rudas, siendo 234 scooters. Dentro de este tipo de vehículo, casi el 26% son scooters eléctricos (pasando de 31 a un total de 61 contando con las nuevas incorporaciones). El objetivo de estos cambios es lograr mejoras medioambientales con el ahorro de combustible fósil

Con estas nuevas incorporaciones, se ahorrarán unos 13.000 litros de gasolina, ya que un scooter de la Guàrdia Urbana consume unos 406 litros en todo el año y después de recorrer una media de 4.000 kilómetros. Este BMW C Evolution tiene una autonomía de 160 kilómetros y puede alcanzar los 129 km/h. Está adaptado a la normativa de vehículos policiales y cuenta con una batería adicional para poder alimentar todo el equipamiento policial.

Con esta nueva adquisición, ya son 3 los distritos de Barcelona que están controlados, íntegramente, por vehículos eléctricos. Eixample fue el primer distrito en tener scooters eléctricos y, ahora, se le suma el distrito de Gràcia y el de Sant Martí. Poco a poco Barcelona, con la mirada puesta en el futuro, se va adaptando a los nuevos tiempos.  

Esto no termina aquí, ya que para 2018 se quiere substituir 7 motocicletas de trail con motor de combustión por otras eléctricas. Esta es solo una parte del proceso en querer ir cambiando toda la flota de scooters, progresivamente, hasta que se utilicen motos eléctricas.

Conversaciones: