HASTA 1.000 KM DE AUTONOMÍA

Project Hesla: el Tesla de hidrógeno nace en Europa

Una empresa holandesa ha convertido el Tesla Model S en un vehículo con pila de hidrógeno con la finalidad de comercializarlo en Europa.

Hesla es el primer modelo de Tesla de hidrógeno.
Hesla es el primer modelo de Tesla de hidrógeno.

El primer Tesla de hidrógeno ya es una realidad, es de fabricación europea y se llama Hesla. La compañía holandesa de gas Holthausen Group ha sido la encargada de modificar el Tesla Model S para que incorpore tecnología de pila de combustible de hidrógeno. La empresa asegura que gracias a las modificaciones, este modelo puede tener una autonomía de hasta 1.000 kilómetros, por los 400 que ofrece la versión eléctrica.

“Hemos logrado hackear un Tesla de segunda mano para que se pueda conducir con hidrógeno”, ha comentado Stefan Holthausen. “Esto permite que el alcance se duplique fácilmente hasta alcanzar los 1.000 kilómetros de autonomía”. Según la compañía, los depósitos de hidrógeno se colocan en cavidades ya existentes, por lo que casi no hay pérdida de confort y espacio. A parte, el vehículo sigue contando con la batería que viene de fábrica.

A pesar de que el mercado va más encaminado hacia los modelos eléctricos, son varios los fabricantes no que dejan de lado el hidrógeno como fuente de energía para sus nuevos vehículos de cero emisiones. Puede, que hoy en día, el mayor hándicap de esta movilidad sea el poco desarrollo en infraestructuras. Cada vez son más las empresas y las joint venture que apuestan por ofrecer estaciones de recarga para vehículos eléctricos y poco se habla acerca de la necesidad de una infraestructura de distribución de hidrógeno.

Sin embargo, parece que para Holthausen Group no es un problema, ya que tienen la intención de comercializar este Tesla de hidrógeno por, nada más y nada menos que, unos 50.000 euros. “Ya hemos recibido muchas solicitudes”, aseguran.

Conversaciones: