NANOTECNOLOGÍA DE CONDENSADORES EN LA CARROCERÍA

Lamborghini Terzo Millennio, con nanotecnología de condensadores

Lamborghini ha presentado este prototipo de lo que podría ser el futuro modelo eléctrico de la compañía. Capaz de almacenar electricidad en la carrocería para la propulsión o la alimentación de sistemas eléctricos.

Lamborghini Terzo Millennio, el deportivo que almacena electricidad en la carrocería.
Lamborghini Terzo Millennio, el deportivo que almacena electricidad en la carrocería.

El fabricante de vehículos deportivos italiano Lamborghini ha presentado el Terzo Millennio, un prototipo eléctrico que nos permite ver por adelantado como serán los futuros modelos de la compañía en un contexto de cero emisiones, todo ello sin perder su radical diseño y sus incomparables prestaciones. Con el fin de implementar la tecnología más puntera en este modelo, Lamborghini lo ha desarrollado conjuntamente con el reconocido Instituto de Tecnología de Massachussetts (MIT).

La compañía no ha publicado grandes detalles técnicos, aunque sí ha comunicado que la idea es utilizar un motor eléctrico en cada rueda, de modo que se puede controlar la fuerza par individualmente en cada una de ellas. Este prototipo empleará nanotecnología sobre su propia carrocería, de modo que los paneles podrán absorber energía utilizable para la propulsión o la alimentación de los sistemas eléctricos.

Lamborghini Terzo Millenario - 2

La intención de Lamborghini y del MIT es la de desarrollar un supercondensador. Éste es un sistema de almacenamiento de energía más potente que las baterías convencionales, de modo que permitirá asegurar el cumplimiento de las prestaciones que se espera de un Lamborghini. En estos condensadores también se almacena electricidad, aunque la principal novedad reside en que la energía se guarda en la superficie del vehículo. Esta tecnología proporciona una reducción drástica del tiempo de carga, pero en cambio no es capaz de almacenar grandes cantidades de energía a largo plazo.

Otra característica destacable del Lamborghini Terzo Millennio es el empleo de materiales compuestos para reducir su peso. Tampoco se quiere dejar de lado el sonido del vehículo: aunque no se ha especificado la solución, la compañía asegura que trabajarán para garantizar el disfrute del conductor en este aspecto.

Por último, este prototipo también estará equipado con funciones de conducción autónoma. Sus diseñadores aseguran que un asistente virtual podrá ofrecernos una vuelta rápida a un circuito de carreras antes de dejarnos tomar los mandos del vehículo.

Conversaciones: