INTELLIGENT WORLD DRIVE

Mercedes-Benz sigue avanzando en su hoja de ruta para la conducción autónoma

Los vehículos del futuro de Mercedes-Benz incorporarán grandes mejoras respecto a los actuales, gracias a experimentos como este, el Intelligent World Drive.

Mercedes-Benz sigue avanzando en su hoja de ruta para la conducción autónoma.
Mercedes-Benz sigue avanzando en su hoja de ruta para la conducción autónoma.

Mercedes-Benz empezó en el Salón Internaciónal del Automóvil de Frankfurt con el proyecto de recorrer los cinco continentes en cinco meses. El objetivo de esta hazaña es poner a prueba funciones avanzadas de conducción automatizada realizada por un prototipo experimental basado en la nueva berlina de serie. Un ejemplar de la Clase S, dotado de funciones autónomas para realizar con éxito este proyecto que durará hasta enero de 2018.

Esta prueba será real, ya que afrontará diversas situaciones de tráfico, las cuales pueden comportar diversa complejidad. Es así cuando se puede adquirir información valiosa que permitirá seguir avanzando en la hoja de ruta para la conducción autónoma.

Fue Dieter Zetsche, Presidente de la Junta Directiva de Daimler AG, quien dio el pistoletazo de salido en el pasado Salón del Automóvil de Frankfurt. El periplo continua en China durante este mes de octubre, en noviembre recorrerá las carreteras de Australia y en diciembre será el turno de Sudáfrica. El final de este proyecto será en enero, cuando el vehículo llegue a tiempo para el Salón CES en las Vegas (Estados Unidos) en enero de 2018. Un total de 5 continentes recorridos en cinco meses para adquirir datos realistas de los hábitos de conductores de diferentes países y poder, así, mejorar en la conducción automatizada.

Ola Källenius, miembro de la Junta Directiva de Daimler AG, Investigación del Grupo y Desarrollo de Mercedes-Benz, ha comentado que registrar, procesar e interpretar situaciones de alta complejidad en el tráfico rodado es la clave para una conducción automatizada y autónoma segura.

"Un entorno crítico en este contexto es el denso tráfico urbano. Por ese motivo, probamos conscientemente nuestras funciones de conducción automatizada en las situaciones habituales en las grandes metrópolis. De ese modo, nuestros vehículos no serán sólo más inteligentes, sino también más seguros”, añadió.

A parte, Mercedes aprovecha para probar un prototipo de faros que incorpora la tecnología ‘Digital Light’. Cada uno de estos faros está conformado por chips con más de un millón de microespejos, que emiten una luz de carretera permanente, de alta definición y no deslumbrante. Estos faros pueden proyectar marcas de luz sobre la carretera e intercambiar de ese modo información con el entorno.

Conversaciones: