PARA CUMPLIR CON LA NORMATIVA

Porsche electrificará su gama con un Macan eléctrico y un 911 híbrido enchufable

Porsche espera que en 2025 la mitad de sus ventas sean vehículos electrificados par así cumplir con los objetivos de reducción de emisiones impuestos por la Comisión Europea.

Porsche Mission e
Porsche Mission e

Porsche confía en cumplir sobradamente con los nuevos objetivos de reducción de emisiones impuestos por la Comisión Europea gracias a que en 2025 la mitad de sus ventas serán vehículos electrificados. La propuesta de la CE establece para 2030 una reducción de los niveles actuales de emisiones de CO2 del 30%, lo que supone menos de 67 gramos por kilómetro recorrido para todos los nuevos vehículos. En el año 2025 llegará la primera prueba de fuego, cuando será necesario haber completado como mínimo la mitad de la reducción de emisiones.

En una entrevista concedida a Automotive News Europe, el jefe de investigación y desarrollo de Porsche, Michael Steiner, se mostró poco preocupado a nivel técnico respecto a la nueva normativa. Lo que de verdad preocupa a Porsche es la posibilidad de que se termine eliminando los motores de combustión mediante una decisión política. Steiner apuesta por electrificar parte de la gama Porsche para así atraer un nuevo tipo de cliente más concienciado con el medio ambiente, mientras que considera capital mantener su oferta de propulsores convencionales para contentar a los más puristas.

Los clientes deberían ser los únicos que decidan. El atractivo [de la gama electrificada de Porsche] debería conducir a una combinación de propulsores que garantice que cumplimos con la norma".

Michael Steiner, director de I+D de Porsche                         

Tal es el convencimiento de la marca en la necesidad de electrificar el automóvil que confía plenamente en que parte de sus clientes irán migrando de forma natural hacia su gama de vehículos más ecológicos. De hecho, a día de hoy, dos de cada tres Porsche Panamera vendidos en Europa van equipados con un sistema propulsor híbrido enchufable. Esto es, en gran medida, gracias a que el público se está preparando para la prohibición del diésel en las ciudades.

Sorpresivamente los planes de Porsche no se limitan a añadir un nuevo deportivo completamente eléctrico a su gama: al lanzamiento del eléctrico basado en el Mission E se le sumará un segundo vehículo cero emisiones que permitirá al fabricante de Stuttgart cumplir con su objetivo de vender la mitad de sus coches en versión electrificada.

El principal candidato a recibir un sistema propulsor 100% eléctrico es el Porsche Macan, que se beneficiaría del auge que está viviendo el segmento SUV para impulsar todavía más las ventas de una futurible versión eléctrica. Dotado del mismo tren propulsor que se está desarrollando bajo el nombre clave “J1”, el supuesto Macan eléctrico ofrecería más de 500 kilómetros de autonomía.

El segundo candidato a la electrificación es el hasta ahora intocable, buque insignia de la marca, Porsche 911. Después de cambiar sus motores aspirados por versiones turbo con la finalidad de reducir emisiones, la empresa alemana ahora estudia la posibilidad de crear una versión híbrida enchufable del 911 que se convertiría en el tope de gama. Esto sería posible siempre y cuando la inclusión de las baterías no obligase a modificar las proporciones del deportivo, consideradas un tema tabú dentro de la compañía.

Conversaciones: