CON SISTEMA DE CARGA RÁPIDA

La primera línea de autobuses eléctricos de España, en Valladolid

Una línea de autobús urbano de Valladolid, operada por Auvasa, se ha convertido en la primera electrificada en operación comercial de toda España.

Valladolid pone en marcha la primera línea de autobús totalmente electrificada de España.
Valladolid pone en marcha la primera línea de autobús totalmente electrificada de España.

Valladolid ha puesto en marcha la primera línea de autobús totalmente electrificada tras la instalación de un sistema de carga rápida para los vehículos denominado "pantógrafo", que permite suministrar energía en la parada de inicio y fin de trayecto.

En concreto, se trata de la línea 7 de Auvasa, que cubre el trayecto entre Arturo Eyries y Barrio Belén, que cuenta con cinco vehículos totalmente eléctricos y que logra un avance en movilidad sostenible en el marco del proyecto Remourban, con financiación europea procedente de los fondos Horizonte 2020, en el que participa el Ayuntamiento de Valladolid a través de la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico.

Como primer paso, el Ayuntamiento adquirió cinco autobuses híbridos de autonomía extendida –dos de ellos cofinanciados con fondos europeos del proyecto Remourban– que funcionan en modo 100% eléctrico en la denominada Zona de Bajas Emisiones (ZBE) en el centro histórico.

Este martes se ha presentado la segunda parte del sistema que hasta ahora ha estado en pruebas: la infraestructura de recarga ultrarrápida de las baterías de esos cinco vehículos, mediante pantógrafos invertidos ubicados en los extremos de la línea 7, en la Plaza de Uruguay y en la calle Doce de Octubre, que recargarán con una potencia de 150 kVa, escalable hasta 300 kVa.

En la presentación, el alcalde de Valladolid Óscar Puente ha señalado que la flota de autobuses de Valladolid cuenta con 150 vehículos con una antigüedad media de 13 años, es decir, "muy obsoleta", porque además los destinados al servicio ordinario tienen once años. "Una de las flotas con más antigüedad de España", ha señalado el alcalde, quien ha matizado que además 60 vehículos tienen más de 20 años.

Por ello, ha explicado que se exige un plan de renovación de la flota, que ya se ha iniciado con la compra de estos cinco autobuses híbridos y que continúa con la docena de vehículos diésel que se presentarán en próximas fechas. Puente ha aclarado que serán de este combustible ante la falta de una estación de carga de Gas Natural Comprimido (GNC) y que no haya alternativas, aunque ha añadido que son motores Euro 6, con una contaminación más baja que cualquiera de los vehículos que ahora integran la flota (salvo los eléctricos).

La intención, ha afirmado el primer edil, es ir a un modelo de "emisiones cero" y para ello, con cargo al presupuesto de 2017, se adquirirán seis autobuses híbridos (eléctrico-diésel) y se trabaja para en 2018 licitar una estación de recarga de GNC. Precisamente la intención del Consistorio es, con cargo a este próximo ejercicio, comprar autobuses de este tipo de combustible, ya que son los que registran las emisiones más bajas.

Conversaciones: