MOVIMIENTO ESTRATÉGICO EN LA GAMA TESLA

Tesla planea eliminar el Model S 75 RWD

La llegada del Tesla Model 3 a la gama de la fabricante de eléctricos obligaría a eliminar el Model S de 75 kWh en su versión de tracción trasera.

Tesla Model S - REUTERS/Kim Hong-Ji
Tesla Model S - REUTERS/Kim Hong-Ji

 En un movimiento estratégico sin precedentes, Tesla estaría tratando de hacer hueco en su gama de eléctricos para que la llegada del nuevo Model 3 sea un éxito rotundo. Con la finalidad de que no se solapen el modelo más barato del Tesla Model S y el más alto de gama del recién llegado Model 3, Tesla tiene planeado eliminar la versión 75 RWD del catálogo del Model S. Este movimiento facilitaría que los clientes con un presupuesto "intermedio" se decantasen más por la versión más equipada y de mayor capacidad del nuevo Tesla Model 3 y no por la más básica del Model S.

Así lo han dado a conocer los compañeros de elektrec, quienes aseguran tener un informador dentro de la casa de Elon Musk. De este modo, el Tesla Model S 75 RWD, equipado con tracción trasera y 75kWh de capacidad en sus baterías, deja paso a la versión 75D, dotada del mismo paquete de almacenamiento energético pero con tracción integral. Desde diciembre de 2017, que es cuando se espera que se haga efectivo este cambio, el precio del Tesla Model S más económico partirá de $74.500 dólares (63.900€ al cambio actual). El Tesla Model S 75 RWD hasta el momento se ha comercializado en Estados Unidos con un precio de $69.500 dólares (59.600€ al cambio actual).

Una vez reestructurada la gama Tesla, y a no ser que se introduzcan novedades, todas las versiones del Model S y el Model X estarán dotadas del sistema de doble motor eléctrico con tracción a las cuatro ruedas. De este modo, además de evitar la fuga de ventas entre modelos de su misma marca, Tesla consigue diferenciar el modelo de entrada, el Model S dotado de tracción trasera (RWD), con la parte más alta de su catálogo de vehículos eléctricos, todos ellos con sistema AWD de doble motor.

El Tesla Model 3, por su parte, también contará en un futuro con una versión con tracción a las cuatro ruedas, en cambio el CEO Elon Musk ha asegurado que en la etapa de lanzamiento inicial prefieren centrarse en la producción de unidades RWD con tracción trasera para así dinamizar la producción y hacerla más efectiva. En esta línea, Tesla ha confía en que la llegada del nuevo Model 3, del que estarán entregando las primeras unidades esta semana, no afectará de ningún modo el ritmo de entregas de los dos modelos de alta gama -los Tesla Model X y S- que seguirán, aseguran, a muy buen ritmo.

Conversaciones: