LAS JAPONESAS ACUERDAN COMPARTIR TECNOLOGÍA ELÉCTRICA

Toyota y Mazda, nueva alianza eléctrica

Toyota y Mazda han acordado crear una alianza estratégica mediante la cual las dos japonesas desarrollarán tecnología conjuntamente, incluyendo la movilidad eléctrica.

El Presidente de Toyota, Akio Toyoda, y en representación de Mazda, el Presidente y Consejero Delegado, Masamichi Kogai.
El Presidente de Toyota, Akio Toyoda, y en representación de Mazda, el Presidente y Consejero Delegado, Masamichi Kogai.

Un nuevo acuerdo unirá las fabricantes japonesas Toyota y Mazda en el desarrollo tecnológico de la movilidad eléctrica. Esta nueva alianza no hace más que ampliar la vinculación de ambas compañías, que ya acordaron previamente en 2015 colaborar en el desarrollo de tecnología híbrida enchufable y pila de hidrógeno. Ahora, bajo el nuevo acuerdo, cada una de las empresas comprará una participación en la otra por valor de 50.000 millones de yenes. De este modo Toyota pasará a poseer el 5,05% de la participación de Mazda, mientras que Mazda tomará posesión del 0,25% de Toyota por el mismo valor.

Esta alianza estratégica entre Toyota y Mazda  tiene como principal finalidad "explorar nuevas tecnologías conjuntamente" para el desarrollo de coches eléctricos, así como sistemas de información multimedia, nuevos sistemas de conectividad para el automóvil y tecnología avanzada en materia de seguridad. Las colaboraciones no quedan aquí, ya que las niponas podrían compartir como fruto del mismo acuerdo diferentes modelos ya desarrollados: del mismo modo que Toyota comercializa el Mazda 2 bajo el nombre de Yaris iA en Estados Unidos, Mazda se beneficiará de un coche familiar específico para Japón.

Además del desarrollo de nuevos productos, la unión de Mazda y Toyota tendrá como frente común la construcción de una nueva planta productiva: las dos firmas niponas invertirán 1.600 millones de dólares (1.350 M€) en la construcción de una nueva fábrica en Estados Unidos mediante la cual pretenden suministrar con 300.000 vehículos al año el mercado norteamericano. Aunque se desconoce todavía su ubicación final, se espera que genere 4.000 puestos de trabajo y que sea operativa a partir de 2021.

El mayor fruto de nuestra asociación con Mazda es que hemos encontrado un nuevo socio que realmente ama los coches. Esta es una asociación en la que aquellos que son apasionados por los coches trabajarán juntos para hacer aún mejores coches. También es la realización de nuestro deseo de nunca dejar que los coches se conviertan en mercancías".

Akio Toyoda, presidente de Toyota.

Conversaciones: