NORMATIVA T-CHARGE

Los vehículos más contaminantes pagarán un impuesto diario en Londres

Los vehículos más antiguos de 2006 y que no cumplan con la normativa Euro 4 pagarán más de 11 euros por circular por Londres.

Los vehículos más contaminantes pagarán un impuesto diario en Londres.
Los vehículos más contaminantes pagarán un impuesto diario en Londres.

El ayuntamiento de Londres, con su alcalde Sadiq Khan al frente, ha tomado la decisión de que los vehículos más contaminantes que circulen por la ciudad de Londres deberán pagar un impuesto diario. El alcalde quiere mejorar la calidad del aire de la capital británica y ésta es la medida adoptada, denominada T-Charge.

Este es un impuesto diario de 11,22 euros (10 libras) que se aplica a los vehículos con motor de combustión interna matriculados antes de 2006 que no cumplen con la normativa Euro 4. Este ‘peaje’ se cobra a los conductores que circulen desde las 7 de la mañana hasta las 6 de la tarde y, según la oficina del alcalde, tendrá repercusión en 34.000 conductores al mes.

Si a este impuesto de más de 11 euros, le sumamos el ya existente –desde 2003– a la congestión para poder circular en el centro urbano de la ciudad de 12,90 euros (11,5 libras), podría ser que para algún conductor le cueste hasta 24,12 euros (21,5 libras) diarios conducir por Londres.

Primera medida de Sadiq Khan

Esta es la primera medida del plan impulsado por Khan, para que en 2020 la zona metropolitana de Londres pase a ser de muy bajas emisiones. A favor de este impuesto encontramos a Jenny Bates, portavoz de los Amigos de la Tierra, que aun pide más. "El peaje de contaminación es una buena medida para disuadir a los conductores de los vehículos más viejos, pero no es suficiente para limpiar el aire de la ciudad".

Esta medida se produce después de que el Tribunal Superior de Gran Bretaña dictaminara que las propuestas del gobierno del Reino Unido para combatir la contaminación atmosférica no estaban cumpliendo con las normas de la Unión Europea sobre límites de dióxido de nitrógeno.

Como alcalde estoy decidido a tomar medidas urgentes para ayudar a limpiar el aire de Londres”, ha asegurado Khan. A parte, afirma que Londres es una ciudad con muertes prematuras a causa de la fuerte contaminación que vive la ciudad. Según el estudio realizado en 2015 por investigadores del King’s College de Londres, casi 9.500 personas mueren prematuramente en la ciudad cada año, como resultado de la exposición a largo plazo a la contaminación del aire.

Reducir en un 40% la circulación de vehículos contaminantes

Desde que Khan anunció el T-Charge en febrero, la base de datos de Transport of London (TfL) ha contabilizado una disminución del 15% en el número diario de vehículos muy contaminantes que circulan por Londres en las horas de congestión. Ahora que se ha instaurado la nueva tasa, TfL espera una nueva caída del 40%.

"Este es el momento de unirse a la batalla para despejar el aire tóxico que estamos obligados a respirar. Estoy transformando nuestra flota de autobuses, eliminando los taxis contaminantes más antiguos y creando calles más saludables que dejarán un legado duradero para nuestros niños", ha señalado Khan.

Sin embargo, el alcalde de Londres ha advertido de que no puede llevar a cabo esta transformación él solo. "Necesito urgentemente que el Gobierno intensifique y afronte sus responsabilidades entregando un fondo de desguace de diésel y una Ley de Aire Limpio que sea adecuada para su propósito. También necesito que los londinenses trabajen conmigo para poder eliminar el uso de los vehículos contaminantes más sucios de nuestras carreteras", ha explicado.

Conversaciones: