CONSTRUIRÁ SÓLO 155 MODELOS DE SU RAPIDE

Aston Martin (RapidE) lanzará su primer coche eléctrico en 2019

La espantada de LeEco, su socio colaborador, ha retocado los planes de la compañía, que aun así promete lanzar un modelo más exclusivo.

Aston Martin (RapidE) lanzará su primer coche eléctrico en 2019.
Aston Martin (RapidE) lanzará su primer coche eléctrico en 2019.

Aston Martin ha sufrido un retroceso en los planes de producción de su primer modelo eléctrico después de que su socio inversor, LeEco, se retirara del proyecto, dijo su Director Ejecutivo Andy Palmer a Reuters. 

La colaboración entre ambas comenzó en febrero del año pasado, cuando se comprometieron a lanzar una versión totalmente eléctrica del sedán Rapide S en 2018. Pero el conglomerado chino ha reducido sus inversiones en vehículos eléctricos, incluyendo su planta estadounidense de Faraday Future en Nevada. 

El resultado, sin embargo, puede suponer un coche aún más exclusivo, dirigido a aquellos que consideren el Model S de Tesla demasiado corriente para su precio, 130.000 dólares. 

Aston Martin construirá sólo 155 modelos de su RapidE, aproximadamente un tercio de lo previsto en su plan inicial, y se apoyará en la ingeniería de Williams (Fórmula 1) después de la marcha de LeEco, indicó Palmer. 

"Hemos decidido hacer este coche excepcional, lo que obviamente tenderá a elevar su precio", declaró Palmer. "Aston Martin planea ahora proceder de forma independiente, financiando nosotros mismos el desarrollo del RapidE". 

Los primeros pedidos del nuevo RapidE podrán hacerse a partir del mes de julio, con un precio que rondará los 255.000 dólares. 

Solo pero firme 

Aston Martin volvió a tener beneficios en el primer trimestre, una década después de que fuese vendido por Ford. Ahora, propiedad de los Grupos de capital privado Investindustrial y Kuwait`s Investment Daf, la compañía está lanzando un nuevo modelo cada año siguiendo un plan de recuperación ideado por Palmer, quien se unió a la firma en 2014 tras abandonar Nissan. 

Sin el respaldo de LeEco, el fabricante de automóviles deportivos, con sede en Warwickhire, está siguiendo adelante sólo, después de reducir la producción y poner como fecha para su lanzamiento el 2019. Un plan al que el Consejo dio luz verde el pasado 21 de junio. 

En cuanto a las baterías del RapidE, serán suministradas a través de una nueva planta de producción, construida por un consorcio liderado por Williams Advacned Engineering (la división técnica del equipo de F1), con ayuda de los fondos del gobierno británico. 

Williams, que suministra transformadores a los vehículos eléctricos de la Fórmula E, también construyó el prototipo RapidE que se dio a conocer en 2015. 

Conversaciones: