SALÓN DE FRANKFURT (IAA 2017)

La conducción autónoma de Audi y sus futuras tecnologías

Audi presenta dos prototipos eléctricos con tecnología de conducción autónoma nivel 4 y 5 en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt (IAA 2017).

La conducción autónoma de Audi y sus futuras tecnologías.
La conducción autónoma de Audi y sus futuras tecnologías.

Audi muestra su estrategia de conducción autónoma y sus futuras tecnologías –Audi AI– en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt (IAA 2017): dos prototipos autónomos nivel 4 y 5 acompañados del nuevo Audi A8, que incorpora de serie conducción automatizada condicional de nivel 3 de acuerdo con las normas internacionales. 

Audi Elaine concept (nivel 4)

El primer modelo, el Audi Elaine concept, es un todocamino coupé de 4,90 metros de largo, basado en el concept Audi e-tron Sportback, del cual adopta las líneas dinámicas, la tecnología progresiva de iluminación, el interior funcional y la propulsión eléctrica quattro con tres motores eléctricos y una potencia máxima combinada de 370 kW (503 CV).  Así, el Elaine acelera de 0 a 100 km/h en sólo 4,5 segundos. Con una batería que tiene una capacidad energética de 95 kW/h, su autonomía sobrepasa los 500 kilómetros (NEDC). Hay dos opciones para cargar la batería: una función de carga rápida con cable a 150 kW o un dispositivo sin cables a través del sistema Audi Wireless Charging.

concept car

Las tecnologías inteligentes incorporadas en este prototipo reducen, según la firma, las tareas del conductor y ofrecen la oportunidad de que el conductor aproveche el tiempo dentro del vehículo. Estos sistemas se resumen bajo el término Audi AI y emplean estrategias del campo de la inteligencia artificial y el aprendizaje de máquinas.

Además, la marca recalcó que están siempre conectados en red con la nube y con otros vehículos (car-to-X), lo que les da la capacidad para aprender y pensar de forma proactiva y empática. Para una conducción altamente automatizada de nivel 4, el todocamino coupé utiliza un controlador zFAS de próxima generación, que suministra información para el sistema de asistencia highway pilot, que asume la tarea de conducción a velocidades de hasta 130 kilómetros por hora y cambia de carril automáticamente.

Audi Aicon concept (nivel 5)

Por su parte, el Audi Aicon concept, con tecnología de conducción autónoma de nivel 5, los ocupantes del vehículo podrán tener la "máxima libertad", puesto que ya no tendrán que preocuparse por el tráfico. Sin volante ni pedales y cuatro puertas 2+2 plazas, el Audi Aicon brinda un atisbo al mundo del mañana. 

concept car Audi AICON

Según la marca, los pasajeros podrán utilizar el tiempo que dure el trayecto para realizar otras actividades que no tengan nada que ver con la conducción. Para ello, el prototipo combina "muchos nuevos" aspectos en el área de la conectividad, comunicación y operatividad,.

El nuevo concept, encuadrado en el segmento D, dispone de cuatro motores eléctricos de 260 kW (354 CV) y 550 Nm, que ofrecen una autonomía de entre 700 y 800 kilómetros. 

Gracias a un sistema de alto voltaje con 800 voltios, el conjunto de baterías del Aicon puede cargarse al 80% de su capacidad en menos de 30 minutos. El coche equipa también un sistema de carga inductiva, sin cables.

Nuevo Audi A8 (nivel 3)

El nuevo Audi A8 incorpora el primer sistema de conducción automatizada condicionada nivel 3 del mundo, denominado AI Traffic Jam Pilot, que permite al vehículo encargarse de las tareas que requiere la conducción en situaciones de tráfico denso en autopista a velocidades de hasta 60 kilómetros por hora.

Audi A8 L

Según informó la compañía, con el asistente conectado, el conductor no necesita vigilar constantemente el vehículo y la carretera, "simplemente debe permanecer alerta y ser capaz de asumir el control cuando el sistema lo requiera".

Además, el AI Traffic Jam Pilot puede arrancar desde parado, acelerar, controlar la dirección y los frenos manteniendo el vehículo dentro del carril. También puede manejar situaciones en las que un determinado vehículo se interpone en la trayectoria o cambia de carril repentinamente.

La marca ha explicado que las señales requeridas por el sistema para la conducción automatizada condicionada se obtienen del controlador central de los sistemas de asistencia (zFAS) y de una fusión redundante de los datos recogidos por la unidad de control de radar.

Mientras que dicho sistema está activado, una cámara comprueba si el conductor está preparado para volver a tomar el control del coche. Por ejemplo, si los ojos del conductor permanecen cerrados durante un periodo de tiempo prolongado, el sistema le pide que recupera la tarea de conducción.

Por su parte, el Audi virtual cockpit proporciona una vista del vehículo desde la parte trasera y marcas en la carretera que simbolizan el movimiento y el entorno del automóvil.

Finalmente, Audi ha recalcado que este sistema requiere tanto claridad respecto a los parámetros legales en cada país como unas pruebas y una adaptación específica, por lo que iniciará su producción en serie de forma progresiva, dependiendo de la situación legal vigente en cada región.

Conversaciones: