DESDE 60.500 EUROS

BMW 530e iPerformance: el sexto híbrido enchufable de la gama llega a España

El nuevo BMW 530e iPerformance, la versión híbrida enchufable de la Serie 5, tendrá un precio de partida en el mercado español de 60.500 euros.

BMW lanza en España el 530e iPerformance, su sexto híbrido enchufable.
BMW lanza en España el 530e iPerformance, su sexto híbrido enchufable.

BMW ha iniciado la comercialización en España del sexto integrante de su gama de vehículos híbridos enchufables iPerformance, el 530e iPerformance, con un precio de partida de 60.500 euros.

Este vehículo se suma a las variantes iPerformance de las gamas Serie 2, Serie 3, Serie 7 y X5. La marca destacó que el modelo logra un consumo de combustible de 1,9 litros por cada cien kilómetros recorridos y unas emisiones de dióxido de carbono (CO2) de 44 gramos por kilómetro.

Este automóvil con tracción trasera incorpora una motorización de gasolina de 2.0 litros que desarrolla una potencia máxima de 184 CV que se combina con un propulsor eléctrico de 95 CV, logrando que la potencia máxima del sistema sea de 252 CV y 420 Nm de par máximo.

Con este sistema, el vehículo es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 235 km/h y de acelerar de cero a cien kilómetros por hora en 6,2 segundos. El coche utiliza una transmisión Steptronic de ocho velocidades.

Gracias a su sistema de propulsión híbrido enchufable, el 530e iPerformance es capaz de circular durante 50 kilómetros en modo eléctrico y puede recargar la batería de ion de litio –con una capacidad total de 9,2 kWh– en una BMW i Wallbox en menos de tres horas o en cinco horas en un enchufe convencional.

BMW–530e–iPerformance_2

El 530e iPerformance ofrece diferentes modos de conducción integrados en el Driving Experience Control, a los que suma unos específicos para versiones híbridas, denominados Auto eDrive, Max eDrive y Battery Control.

El Auto eDrive permite circular con el propulsor más eficiente a una velocidad máxima de 90 km/h y arranca por defecto cada vez que se pone en marcha el vehículo.

Por su parte, con el Max eDrive se circula en modo puramente eléctrico y alcanza una velocidad máxima de 140 km/h; mientras que con el Battery Control el conductor tiene la posibilidad de ajustar manualmente el nivel de carga de la batería de alto voltaje que quiere reservar para una conducción completamente eléctrica.

Y por último, con Battery Control se tiene la posibilidad de ajustar manualmente el nivel de carga de la batería que quiere reservar para una conducción puramente eléctrica (entre 30% y 100%). Por ejemplo, en conducción en autopista, puede conservar la reserva de energía o aumentarse incluso, para luego utilizar la energía para una conducción sin emisiones en la ciudad.

BMW 530e

Los objetivos de la marca

Según anunció recientemente el presidente de la compañía, Harald Krüger, durante la conferencia anual de resultados, el objetivo de la empresa es comercializar 100.000 vehículos electrificados en todo el mundo durante el año actual, después de que este tipo de modelos representara el 2,6% de sus matriculaciones durante 2016.

En este sentido, la compañía también aseguró que durante este verano la flota de este tipo de vehículos se ampliará con un nuevo Mini Countryman híbrido enchufable, mientras que en 2018 la gama de la marca BMW i se ampliará con el nuevo deportivo electrificado BMW i8 Roadster.

Por otro lado, la tecnología 100% eléctrica se integrará en todas sus marcas clave, de forma que Mini dispondrá en 2019 de un modelo de estas características y en 2020 llegará el nuevo BMW X3 eléctrico.

Conversaciones: