EL DISEÑADOR VUELVE A LA CARGA

Henrik Fisker está de vuelta con su nuevo Fisker Emotion totalmente eléctrico

Henrik Fisker promete haber aprendido la lección después del desastre de su Fisker Karma y se prepara para el lanzamiento del nuevo Fisker Emotion, un sedán totalmente eléctrico con el que promete competir con el Model S de Tesla.

Henrik Fisker está de vuelta con su nuevo Fisker Emotion totalmente eléctrico.
Henrik Fisker está de vuelta con su nuevo Fisker Emotion totalmente eléctrico.

Este nuevo modelo se espera que llegue al mercado en 2019 con un precio cercano a los 130.000 dólares y ya se conocen algunos detalles, como que su velocidad máxima será de 260 km/h, su autonomía rondará los 640 kilómetros y tendrá una carga rápida de 200 kilómetros en 9 minutos.

Con un nuevo EV y otra compañía, Henrik Fisker promete haber aprendido la lección después del desastre de su Fisker Karma. Y es que su anterior compañía –Fisker Automotive– prometió liderar a la industria del automóvil hacia un futuro electrificado. Pero las cosas no siempre salen como se planean y tras el fracaso de ese modelo, la empresa se declaró en quiebra.

Ahora, 10 años después de su lanzamiento, Henrik Fisker está de vuelta con una nueva compañía, Fisker Inc. y con el lanzamiento de un nuevo vehículo eléctrico, el Fisker Emotion, un sedán totalmente eléctrico con el que su fundador promete competir con el Model S de Tesla. Eso sí, será necesario un socio para empezar con la producción y que este modelo sea una realidad, tal y como apuntaba la propia compañía.

Después del Emotion, los planes de Fisker pasan por introducirse en el mercado de masas con un “vehículo asequible”, más barato que el de sus competidores y con mayor rango de autonomía.

Esa fórmula, primero un vehículo de gama alta y luego uno más “asequible”, fue la misma que utilizó en su Fisker Automotive y sus planes no difieren mucho de Tesla (que ha comenzado la producción de su Model 3), Lucid Motors y Faraday Future.

Sin embargo, Fisker cree que su compañía puede marcar la diferencia a través del diseño y la tecnología. La compañía, dijo, está desarrollando internamente “una tecnología de baterías que cambiará el juego” y cuenta con LG Chem como proveedor de baterías para su Emotion, que estará alimentado por baterías de ion de litio con química NMC (níquel, manganeso, cobalto).

1

Fisker cree que parte de la culpa de la caída de Fisker Automotive recae en la compañía A123 Systems, la cual suministró baterías al Karma antes de declararse en quiebra en 2012 y dejándolo sin ningún proveedor.

“Obviamente eso fue perjudicial para Fisker en ese momento. La lección aprendida es que necesitamos estar 100% seguros de la tecnología de baterías que lanzamos, por ello escogimos a LG Chem”.

Esta asociación con LG Chem supone un cambio con respecto a sus planes iniciales, ya que se había anunciado que el Emotion contaría con baterías de grafeno gracias a la “joint venture” con Nanotech. Sin embargo, esa relación se rompió porque Nanotech no quería desarrollar la tecnología de baterías exclusivamente para aplicaciones automotrices.

Así, Fisker ahora cree que la compañía ya no necesitará utilizar la tecnología basada en el grafeno en futuros vehículos y el mismo apuntó que ahora se están concentrando en la nueva tecnología de baterías en estado sólido.  

Karl Brauer, editor ejecutivo de Kelley Blue Book y Autotrader, dijo que un cambio en la batería no debería ser motivo de preocupación. Argumentó que tener establecida una compañía encargada de suministrar baterías para un vehículo nuevo es probablemente mejor que hacerlo en tu cada, especialmente para un vehículo de nicho.

Fisker está llevando a cabo depósitos reembolsables de 2.000 dólares para su Emotion, si bien se negó a decir cuántas reservas han recibido. Veremos si este modelo finalmente puede convertirse en realidad y con ello permitir a Fisker desquitarse de su anterior fracaso.

Conversaciones: