102ª EDICIÓN DE LA PIKES PEAK

Volkswagen desarrolla un coche de carreras eléctrico para una cita histórica

Después de 30 años, Volkswagen vuelve a la famosa y legendaria Pikes Peak para lograr el récord con un vehículo eléctrico.

Volkswagen desarrolla un coche de carreras eléctrico para una cita histórica.
Volkswagen desarrolla un coche de carreras eléctrico para una cita histórica.

Volkswagen Motorsport está desarrollando un coche de carreras eléctrico para la próxima edición de la mítica ascensión de Pikes Peak, que tendrá lugar el 24 de junio de 2018 en Colorado, Estados Unidos. Hace 30 años de su última aparición en esta legendaria Pikes Peak International Hill Climb, cuando el Golf II Bimotor se quedó a 400 metros y a tres curvas de la línea de meta cuando estaba registrando los mejores registros.

Frank Welsch, responsable de Desarrollo de Volkswagen y miembro del Comité Ejecutivo, ha explicado que "la ascensión de Pikes Peak es una de las pruebas más famosas del mundo. Supone un reto enorme y, por lo tanto, una excelente ocasión para demostrar las capacidades de las nuevas tecnologías".

Desde Volkswagen se han marcado esta fecha en rojo en el calendario por varios motivos. El primero es el de desarrollar un vehículo de carreras eléctricos para un evento tan exigente como este. 19,99 kilómetros de recorrido y con 1.440 metros de desnivel para cruzar la meta a 4.300 metros de altitud. A parte, la fabricación de este modelo servirá para proporcionar datos nuevos al fabricante de cara a ser una referencia en la movilidad sostenible, ofreciendo hasta 23 modelos 100% eléctricos en 2025.

"Nuestro coche de carreras eléctrico estará equipado con innovadoras tecnologías de baterías y propulsión. Las pruebas de esfuerzo extremas en Pikes Peak nos aportarán datos importantes que podremos aprovechar para futuros desarrollos, y nos permitirán mostrar nuestros productos y sus tecnologías asociadas", asegura Welsch.

Otro de los motivos de Volkswagen en volver a la Pikes Peak y hacerlo con un modelo eléctrico, es el de batir el récord del estadounidense Rhys Millen, que data de la edición de 2016, cuando paró el cronometro en 8:57.118.

"La carrera de Pikes Peak es un nuevo comienzo para nosotros. Estamos desarrollando, por primera vez, un vehículo de competición completamente eléctrico", ha dicho Sven Smeets, director de Volkswagen Motorsport. "El proyecto es un hito importante para la nueva dirección adoptada en el ámbito de los deportes de motor. Nuestro equipo está altamente motivado ante este increíble reto".

Conversaciones: