1.400 MILLONES DE EUROS

Volkswagen invertirá 1.400 millones en camiones y autobuses eléctricos para 2022

La división Volkswagen Truck & Bus invertirá 1.400 millones de euros en camiones y autobuses eléctricos para el año 2022.

Volkswagen invertirá 1.400 millones en camiones y autobuses eléctricos para 2022.
Volkswagen invertirá 1.400 millones en camiones y autobuses eléctricos para 2022.

La división Volkswagen Truck & Bus invertirá 1.400 millones de euros en nuevas tecnologías –transmisiones eléctricas, sistemas autónomos y software basado en la nube–, incluido camiones y autobuses eléctricos para el año 2022, dijo el jefe de la unidad Andreas Renschler

Navistar, filial estadounidense del grupo Volkswagen, y la división Truck & Bus anunciaron planes el mes pasado para colaborar en el desarrollo de vehículos eléctricos, anunciando que lanzarían un camión eléctrico mediano en Norteamérica con vistas a 2019.

Mientras, las firmas del grupo MAN y Scania entregarán autobuses totalmente eléctricos a diversas ciudades europeas el próximo año, sumándose a los sistemas de biodiesel, híbridos y gas natural que ya se comercializan.

“Creemos en una amplia gama de motores y combustibles alternativos, según la disponibilidad local, la demanda social y los requisitos de los clientes”, dijo Renschler. “Por lo tanto, es crucial que los responsables políticos adopten un enfoque de neutralidad tecnología para cualquier reglamentación”.

Según Renschler, los camiones eléctricos de reparto local probablemente superen el 5% de la cuota de mercado para 2025. Ese dato contrasta con un pronóstico de alrededor del 25% para los coches con batería. "Esto se debe a que los fabricantes de vehículos comerciales han tardado en desarrollar modelos eléctricos puesto que las cargas son más pesadas y, por tanto, requieren una mayor inversión", añadió.

Diferencias Regulatorias

Las diferencias en las regulaciones para los camiones dificultan la construcción de vehículos en volúmenes suficientemente grandes como para generar economías de escala.

De cualquier forma, los fabricantes de camiones comerciales están invirtiendo en la electrificación, a medida que los reguladores y legisladores aumentan la presión de cara a reducir o eliminar la contaminación en las grandes ciudades.

Mientras, su rival alemán Daimler ha intensificado el desarrollo de motores que incluyen versiones híbridas y totalmente eléctricas, así como servicios digitales para defender su ventaja competitiva.

Ya el mes pasado, Daimler entregó la primera de una gama más pequeña de camiones de reparto eléctricos a clientes de Nueva York. Asimismo, Volkswagen también se enfrenta a nuevos rivales como Tesla, que presentará un semirremolque con baterías el 16 de noviembre. Y Nikola Motor anunció recientemente que desarrollará dos camiones eléctricos que llegarán al mercado en 2021.

“Una mejor tecnología de batería será clave para hacer que los camiones eléctricos sean más atractivos al reducir los costes de operación”, dijo Renschler. Además, los paquetes de baterías "son pesados ​​y roban espacio", reduciendo la capacidad de carga. "Con los autobuses urbanos, estamos alcanzando el punto de equilibrio en comparación con las soluciones convencionales", ha añadido.

"Se espera que los camiones eléctricos de reparto sean rentables entre 2020 y 2025. Mientras, las ganancias para los vehículos eléctricos pesados de larga distancia se espera que sean tardías”, indicó Renschler.

Conversaciones: