VOLTA, SCUTUM, TORROT Y RIEJU

Cancelado el proyecto industrial para fabricar una moto eléctrica en Cataluña

Cancelado el proyecto para fabricar una moto eléctrica entre las cuatro empresas catalanas –Volta, Scutum, Torrot y Rieju– por falta de entendimiento entre las compañías.

Cancelado el proyecto para fabricar una moto eléctrica en Cataluña.
Cancelado el proyecto para fabricar una moto eléctrica en Cataluña.

El proyecto para crear un consorcio industrial entre cuatro empresas catalanas para fabricar una moto eléctrica urbana no ha prosperado y, un año después de su anuncio, las compañías que debían producirla lo dan por cancelado.

Fuentes de la Generalitat han confirmado a Europa Press que la iniciativa no ha salido adelante, aunque han subrayado que no lo consideran un fracaso porque el Govern pretendía reactivar la industria de la motocicleta en Cataluña, lo que consideran que se ha conseguido con la salida al mercado de diversos modelos de varias empresas catalanas.

"Uno de los objetivos era reactivar el sector de la motocicleta, y se ha producido este revulsivo que queríamos. No podemos decir que es un fracaso", han señalado las mismas fuentes.

La Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona y las cuatro empresas –Volta, Scutum, Torrot y Rieju– firmaron en diciembre de 2015 un convenio para crear el consorcio que debía permitir fabricar y comercializar un 'scooter' eléctrico a partir de este año, principalmente para dotar flotas de organismos públicos.

El objetivo era llegar a producir 10.000 unidades anuales de esta moto, que tendría una potencia similar a la de un 'scooter' de 125 centímetros cúbicos, con un precio de venta de unos 4.000 euros con la batería incluida.

La Generalitat se comprometió a aportar un crédito de tres millones de euros al proyecto, destinado al ensamblaje y a las pruebas de homologación –que nunca se abonó–, mientras que se estimaba que las cuatro empresas movilizarían un total de siete millones en concepto de maquinaria y procesos productivos.

Responsables de diferentes empresas de las inicialmente implicadas han explicado que este proyecto fue una iniciativa del entonces director general de Industria de la Generalitat, Antoni Maria Grau, y han asegurado que no ha avanzado principalmente por falta de entendimiento entre las compañías que debían formar el consorcio.

Conversaciones: