TECNOLOGÍA TRANVIARIA PARA AUTOBUSES Y MERCANCÍAS

Alstom se integra en AEDIVE para promover la carga rápida de vehículos eléctricos

Entre las innovaciones desarrolladas por Alstom en este campo destacan la tecnología SRS, un sistema de carga rápida en estaciones para autobuses eléctricos, o el proyecto con Volvo para el desarrollo de carreteras eléctricas.

Alstom españa se integra en la asociación AEDIVE, para la promoción del vehículo eléctrico.
Alstom españa se integra en la asociación AEDIVE, para la promoción del vehículo eléctrico.

Alstom España se ha adherido como miembro de pleno derecho a la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (AEDIVE), desde donde promoverá la implementación de proyectos de carga eléctrica en el transporte rodado de mercancías y pasajeros. 

La promoción de sistemas colectivos y eficientes de movilidad eléctrica es una prioridad en el desarrollo de transportes urbanos sostenibles, por cuanto supone para la reducción en la circulación de coches y la eliminación de gases contaminantes, partículas y óxidos de nitrógeno que degradan la calidad del aire.

En ámbitos interurbanos, la electrificación en el transporte pesado de mercancías por carretera es otro de los retos de la movilidad y para el que se precisan soluciones que superen las barreras con respecto a los motores convencionales, como son  la autonomía, el peso y la capacidad de carga.

Tecnología tranviaria para autobuses y mercancías.

Alstom lleva ya años trabajando para trasladar su experiencia en movilidad eléctrica ferroviaria a otros modos de transporte. Entre las innovaciones desarrolladas por Alstom en este campo destacan la tecnología SRS, un sistema de carga rápida en estaciones para autobuses eléctricos, o el proyecto con Volvo para el desarrollo de carreteras eléctricas. En ambos casos, Alstom se basa en la tecnología APS (Alimentación Por Suelo) que se lleva implementando en diferentes sistemas tranviarios desde hace más de una década, para ofrecer nuevas fórmulas de carga y suministro eléctrico.

En el caso de la tecnología  SRS, los vehículos son cargados en las paradas, gracias a los puntos de carga situados en el suelo de las estaciones. A través de un sistema de contacto, que elimina las pérdidas de energía y consigue mayor eficiencia, los autobuses pueden recargar sus baterías en menos de 20 segundos. 

Junto con Volvo, Alstom está trabajando, por su parte, en  un proyecto  para el desarrollo de carreteras  eléctricas. La solución planteada consiste en la introducción de un carril conductor en la vía para que éste suministre electricidad al vehículo durante la marcha. Este sistema, idóneo para el transporte de mercancías en grandes distancias, garantiza la disponibilidad continua de “combustible”, permitiendo que los camiones funcionen sin limitaciones de autonomía,  sin necesidad de llevar grandes pilas y sin tener que realizar paradas constantes para recargar las baterías.

Conversaciones: