CORREDORES EUROPEOS DEL ATLÁNTICO Y DEL MEDITERRÁNEO

Arranca en España el Proyecto CIRVE con 40 puntos de carga rápida

Arranca el Proyecto Europeo CIRVE, coordinado por IBIL y impulsado por la Comisión Europea, que permitirá la instalación de 40 puntos de carga rápida en España y 18 en Portugal.

Arranca en España el Proyecto CIRVE con 40 puntos de carga rápida.
Arranca en España el Proyecto CIRVE con 40 puntos de carga rápida.

Un Consorcio de empresas, integrado por Ibil, Gic, Iberdrola, Endesa y EDP, por el Cluster español del Vehículo Eléctrico AEDIVE, el fabricante de vehículos Renault y el Centro para la Excelencia e Innovación de Portugal (CEIIA), e impulsado por la Comisión Europea, desarrollará a partir de 2017 una red de infraestructura de recarga pública rápida de vehículos eléctricos en los corredores europeos del Atlántico y del Mediterráneo.

La iniciativa, coordinada por Ibil (empresa vasca participada al 50% por el EVE y Repsol), contará además con el apoyo de los ministerios españoles de Economía, Industria y Competitividad, y de Fomento.

Este proyecto, denominado "Corredores Ibéricos de Infraestructura de Recarga Rápida de Vehículos Eléctricos" (CIRVE), prevé la instalación en España de 25 nuevos puntos de recarga rápida y la adaptación de 15 puntos existentes en puntos estratégicos de los corredores ibéricos.

El proyecto, de más de cuatro años de duración, cuenta con un presupuesto de 3,5 millones de euros en lo que respecta al Estado español, cofinanciado a través de la convocatoria de 2015 del Mecanismo Conectar Europa (CEF).

Los corredores

El eje del proyecto pasa por la implantación de 40 puntos de recarga rápida, con tres mangueras a una potencia de 50 kW a lo largo de los corredores Atlántico y Mediterráneo. Su realización permitirá estudiar con parámetros reales el modelo de negocio para instalar infraestructura de recarga en la red Transeuropea de Transporte (RTE-T) y así conectar la Península Ibérica con el resto de países de la UE.

Los 40 puntos de recarga rápida previstos en el marco del proyecto europeo CIRVE se repartirán por diferentes autopistas o su entorno. "Vamos a poder viajar entre ciudades porque vamos a tener la garantía de que vamos a poder recargar en el trayecto", indicó el director general de Ibil, Enrique Monasterio.

Los puntos geográficos

Las terminales se instalarán a lo largo de dos corredores en la península ibérica: el corredor Atlántico y el corredor Mediterráneo, que tendrán bifurcaciones para cubrir el centro de España.

En concreto, el corredor Atlántico entrará por Euskadi (por Bilbao) y bajará a Burgos, Palencia, Valladolid y Salamanca, de donde pasará a Oporto, en Portugal. Una bifurcación permitirá llegar a Madrid.

El otro corredor entrará por Cataluña, bajará por el Mediterráneo y acabará en Sevilla. También contará con una bifurcación por Zaragoza, que llegará hasta Madrid, para volver a conectar cerca de Málaga.

Conversaciones: