EL PLAN ELÉCTRICO DE AUDI

Audi pretende impulsar un plan eléctrico para competir con Tesla

El fabricante alemán tiene como objetivo que los vehículos eléctricos representen una cuarta parte de sus ventas en el año 2025. Esta medida se trata de una revisión estratégica tras el escándalo de las emisiones en el Grupo Volkswagen.

Audi e-tron quattro concept.
Audi e-tron quattro concept.

Audi, que ha tardado en acercarse a los vehículos que funcionan con baterías, va a tratar de invertir ahora alrededor de un tercio de su presupuesto en la investigación y desarrollo de los coches eléctricos, así como los servicios digitales y la conducción autónoma, tal y como señalaron dos fuentes de la compañía a la agencia Reuters.

Partiendo de la base de que el año pasado la marca alemana vendió cerca de 1,8 millones de automóviles, esta inversión significaría la venta de al menos 450.000 vehículos eléctricos al año. 

Y es que, a excepción de BMW, los fabricantes de automóviles de lujo alemanes han tardado en desarrollar vehículos eléctricos. Los datos recopilados por Reuters muestran que BMW, Mercedes-Benz y Audi ocupan el puesto 12, 14 y 22 respectivamente cuando se habla de ventas anuales de vehículos eléctricos e híbridos, por detrás de Toyota, Honda, Lexus o Nissan.

Este nuevo plan surge a raíz del escándalo de Volkswagen, un hecho que ha provocado que los reguladores de todo el mundo hayan intensificado las medidas contra los humos tóxicos. Este incidente podría proporcionar un impulso a la demanda de vehículos de emisiones cero

Sin embargo, la población todavía es reacia a adquirir vehículos eléctricos, cuyo radio de acción es limitado y sus tiempos de recarga son largos. 

De hecho, de los 14.202.024 vehículos nuevos matriculados el año pasado tanto en la Unión Europea como en la Asociación Europea de Libre Comercio, solo 186.170 eran eléctricos y 234.170 híbridos, cifras extraídas de la ACEA (Asociación de Automóviles Europea).

Porque el crecimiento de los vehículos eléctricos se ha ralentizado en el último año, Felipe Muñoz, analista mundial de JATO, apunta alguna de las razones de este estancamiento: "Algunos gobiernos en el norte de Europa, donde la mayoría de los vehículos eléctricos se venden, han anunciado menos incentivos para todo aquél que se decida por esta tecnología. Al mismo tiempo, no ha habido ningún nuevo lanzamiento importante en el segmento de vehículos eléctricos".

La estrategia de Audi

Para liberar fondos de cara a su nuevo plan comercial, Audi prevé hacer recortes en su programa de coches de combustión convencionales, incluyendo medidas para reducir las variantes de motores y transmisiones específicas de cada país.

En 2015, Audi gastó 4,24 billones de dólares en I+D y ya está dando órdenes para fabricar su tercer modelo eléctrico, que se basará en el e-tron quattro concept presentado en el Salón del Automóvil de Frankfurt el año pasado. 

Su primer utilitario deportivo eléctrico competirá con el Tesla Model X y se situará entre el Q5 eléctrico de tamaño medio y el gran Q7 eléctrico, adoptando el nombre de Audi Q6 e-tron.

Conversaciones: