CHINA PODRÍA SUPERAR A TESLA EN LA PRODUCCIÓN DE BATERÍAS DE LITIO

Baterías de ion-litio: Tesla vs China

Mientras Elon Musk ultima la construcción de su Gigafactory en Nevada, China pretende impulsar su mercado interno de producción de baterías.

China podría superar a Tesla en la producción de Baterías de litio.
China podría superar a Tesla en la producción de Baterías de litio.

Mientras Elon Musk ultima la construcción de su Gigafactory en Nevada, China pretende impulsar su mercado interno de producción de baterías. Y es que las empresas chinas tienen planes para construir otras fábricas con capacidad para producir más de 120 gigavatios/hora al año de cara a 2021, tal y como recoge un informe publicado por Bloomberg Intelligence. Eso es, según el Bloomberg New Energy Finance, suficiente para suministrar anualmente baterías a millón y medio de Model S de Tesla o a los 13.7 millones de Prius plug-in de Toyota. En contraste, cuando se complete en 2018, la Gigafactory  de Tesla producirá 35 gigavatios/hora de células de batería cada año.

Las baterías de litio se llevan usando mucho tiempo en smarthpones, ordenadores portátiles y otros aparatos electrónicos, pero la demanda se incrementará en los próximos cinco años a medida que proliferen los vehículos eléctricos y las compañías de electricidad instalen sistemas de almacenamiento para suavizar el flujo y el reflujo de la energía solar y eólica. Así, al tiempo que Tesla está levantando la fábrica más grande del mundo, el gobierno chino está esforzándose para aumentar la cuota de mercado en el país.

Aproximadamente el 55% de la producción global de baterías de iones de litio ya se sitúa en China, en comparación con el 10% de los Estados Unidos. De acuerdo con el Bloomberg New Energy Finance, se prevé que con vistas a 2021 la producción crezca hasta alcanzar el 65%.

“Se trata de política industrial. El gobierno chino considera que las baterías de iones de litio serán una industria de gran importancia a partir de 2020 y en años venideros”, dijo Colin McKerracher, analista de Bloomberg New Energy Finance.

En total, se estima que la capacidad de producción de baterías en 2021 sea de 273 gigavatios/hora, frente a los 103 Gwh/hora de la actualidad. Se trata de una gran oportunidad y China no quiere dejarla escapar.

“El anuncio hace tres años de la Gigafactory desencadenó una carrera global en la producción de baterías, señaló Simon Moores, Gerente en Benchmark Mineral Intelligence. “China está dando un gran empujón”.

Pero no conviene descartar a Tesla, que podría anunciar hasta cuatro nuevas fábricas de baterías para finales de 2017 y hay pocas, si las hay, compañías chinas capaces de producir a la misma escala que la gigante estadounidense. Sin embargo, y a pesar de no contar con una compañía de referencia en el mercado de las baterías, China lo compensa con una constelación de empresas chinas, entre las que se incluyen Amperex Technology o Tianjin Lishen Battery.

Ya a principios de este año, el ejecutivo anunció planes para consolidar a los fabricantes de baterías y así ayudar a la industria más experimentada. Esta iniciativa va de la mano con el objetivo de inundar las carreteras con cinco millones de vehículos eléctricos en 2020.  

La ambición de China por convertirse en el líder mundial de vehículos libres de emisiones se debe en parte a la presión para acabar con la contaminación en ciudades como Baoding, Xingtai, Shjiazhuang y otras ciudades. Hay además una segunda razón: crear un mercado interno para los fabricantes de baterías chinos, dijo Logan Goldie-Scot, otro analista de Bloomberg Energy Finance.

“El gobierno chino quiere alentar la creación de un mercado interno y así tener una base lo suficientemente grande además de contar con un punto de apoyo. A partir de ahí, pueden expandirse y vender en todo el mundo”.

Conversaciones: