LAS NOVEDADES DE BMW

BMW fija el rumbo entre dos aguas (diésel y eléctricos)

El fabricante alemán llega con novedades para los compradores y con grandes objetivos a medio y largo plazo.

BMW fija el rumbo entre dos aguas (diésel y eléctricos).
BMW fija el rumbo entre dos aguas (diésel y eléctricos).

“La sostenibilidad significa tanto para nosotros como el placer de conducir. Con BMW i, fuimos el primer fabricante alemán en establecer un compromiso claro con la movilidad eléctrica. Además de ofrecer emoción y placer, estamos convencidos de que la movilidad del futuro debe ser sostenible. Estamos gestionando el cambio de la forma más rápida y firme posible, y hemos lanzado más vehículos electrificados que cualquiera de nuestros competidores consolidados”, ha comentado Harald Krüger, presidente del Consejo de Administración de BMW AG.

No es para menos, ya que BMW está demostrando no solo cumplir con la normativa estipulada, sino que mejora su producto final. Los motores diésel modernos y eficientes aseguran menores emisiones de CO2, con lo que contribuyen a un menor impacto en el medio ambiente. Respecto a estos cambios en los motores diésel, Krüger ha comentado que “definitivamente, la movilidad del futuro dependerá también de los diésel de última tecnología, puesto que la protección medioambiental tiene varias dimensiones: una de ellas es la lucha contra el cambio climático”.

Con todo esto, BMW está ofreciendo mejoras y ofertas para los futuros compradores de uno de sus coches. BMW Group está preparando una campaña de renovación de sus vehículos en toda la Unión Europea. Desde ya hasta el 31 de diciembre de 2017, los propietarios de vehículos diésel, que cumplan los estándares Euro 4 o inferiores, recibirán un bono medioambiental de hasta 2.000€ –dependiendo del modelo– si cambian su vehículo por un BMW o MINI nuevos. Esta oferta se aplica a los modelos BMW i3, híbridos enchufables o vehículos estándar Euro 6 con emisiones de CO2 de hasta 130 gramos por kilómetro.

Esta solo es una parte de BMW Group en intentar reducir las emisiones de CO2, ya que la empresa está invirtiendo en el fondo de Movilidad Urbana Sostenible y está ayudando a las principales ciudades (gracias a la digitalización) a mejorar la gestión del creciente volumen de tráfico.

Para este 2017, el fabricante alemán espera que las ventas de sus vehículos electrificados superen las 100.000 unidades por primera vez en un solo año. Esto sería posible gracias a las ventas del eléctrico BMW i3, los híbridos enchufables BMW i8 y BMW iPerformance y el híbrido enchufable MINI Countryman.

Hoy en día, son 9 los vehículos electrificados que componen la gama de vehículos, pero el objetivo es ir creciendo poco a poco. Para 2018 se contará con el nuevo BMW i8 Roadster y después se basaran en buscar mejoras en las baterías. No será hasta el 2021 cuando se lance el BMW iNEXT, un vehículo completamente eléctrico.

Conversaciones: