A PESAR DE LOS RIESGOS QUE ENTRAÑA EL BREXIT

¡Confirmado! El Mini eléctrico se fabricará en el Reino Unido a partir de 2019

Se despejaron las incógnitas y BMW se ha decantado por el Reino Unido como emplazamiento para la producción de su Mini 100% eléctrico.

BMW fabricará su Mini eléctrico en el Reino Unido.
BMW fabricará su Mini eléctrico en el Reino Unido.

Se despejaron las incógnitas y BMW se ha decantado por el Reino Unido como emplazamiento para la producción de su Mini 100% eléctrico. La elección del lugar ha sido compleja debido a las presiones políticas y económicas derivadas del Brexit.

La planta de BMW en Oxford ha sido la elegida para comenzar con la producción del Mini eléctrico a partir de 2019, un coche que será una variante del modelo de tres puertas de la firma. A pesar del riesgo que supone el Brexit, la compañía ha confiado en el país anglosajón en detrimento de otros lugares como Alemania u Holanda.

Mientras, los vehículos electrificados adicionales se lanzarán al mercado en los próximos años y más allá de 2020, cuando una arquitectura de próxima generación permita producir automóviles totalmente eléctricos, dijo la compañía.

La transmisión eléctrica del Mini eléctrico se desarrollará en las instalaciones de BMW e-mobility en Dingolfing y Landshut (ambas en la región de Baviera), antes de integrarse en el coche en la fábrica de Oxford.

De igual modo, si el acuerdo comercial entre Reino Unido y la Unión Europea resulta desfavorable, los componentes llevados de Alemania podrían enfrentarse  a una serie de impuestos, haciendo que el proyecto sea menos viable. Pero BMW no puede permitirse el lujo de esperar a tomar una decisión mientras se trata de alcanzar una resolución a ese conflicto.

Plazo de producción

El modelo será fabricado en la planta de Oxford al menos hasta 2023, dijo una persona familiarizada con el asunto a Bloomberg. El tiempo relativamente corto para su producción –cuatro años en lugar de los siete habituales– permite a BMW la oportunidad de trasladar el coche a otro lugar con la próxima modernización del vehículo si así fuese necesario, señaló la fuente.

BMW dijo que no ha recibido garantías del ejecutivo británico sobre los acuerdos comerciales post-Brexit, algo que sí sucedió con Toyota, a la que el gobierno mandó una carta tranquilizadora sobre acuerdos comerciales post-Brexit para así ayudar a asegurar una inversión de 240 millones de libras.

 “BMW ni buscó ni recibió garantías sobre acuerdos comerciales post-Brexit ni subvenciones”, dijo un portavoz de BMW.

Por su parte,  el ministro de Comercio británico, Greg Clark, dio la bienvenida a la decisión de construir el Mini eléctrico en Oxford, señalando que era “un voto de confianza” de cara a los esfuerzos del gobierno para hacer de Gran Bretaña un lugar para la próxima generación de vehículos.

BMW ha sido dueño de la marca Mini durante dos décadas. Desde el año 2000, BMW ha invertido alrededor de 1.700 millones de libras en sus instalaciones del Reino Unido, que también incluyen Swindon y Hams Hall. Incluyendo la firma Roll-Royce, BMW da trabajo a cerca de 18.000 personas en todo el Reino Unido –4.000 en la planta de Oxford–, y exporta 2.400 millones de libras anuales en vehículos y componentes.

Conversaciones: