CONTEMPLA ABRIR TRES FABRICAS

Continental se plantea invertir en la batería de estado sólido

El CEO de Continental está considerando la posibilidad de que la empresa alemana fabrique baterías de estado sólido que suministrar a la industria del vehículo eléctrico.

Elmar Degenhart, CEO de Continental AG
Elmar Degenhart, CEO de Continental AG

La empresa europea Continental está sopesando la posibilidad de hacer una fuerte inversión para iniciar en unos años la producción de baterías que compitan en un mercado dominado por empresas de Asia y Estados Unidos. La idea de la empresa alemana, que es más conocida por fabricar neumáticos que por su importante división electrónica, no pasa por fabricar las baterías las de ion-litio actualmente en uso, sino que enfocaría sus esfuerzos en la producción de la nueva tecnología de baterías en estado sólido que pronto aterrizará en el mercado del automóvil eléctrico.

El CEO de la compañía, Elmar Degenhart, ha comentado en declaraciones a la revista Automobilwoche que “se ven entrando en la producción de baterías con tecnología innovadora”. Además Degenhart aseguró que pretenden crear un consorcio de empresas con el fin de reducir costes, ya que para construir una fábrica que suministre baterías para medio millón de coches al año se necesita una inversión de 3.000 millones de euros.

No solamente ha anunciado sus intenciones, sino que Degenhart también ha compartido su visión y pronósticos para el futuro de las baterías de los automóviles eléctricos. Según el ejecutivo alemán, las baterías de estado sólido se empezarán a fabricar masivamente a partir de 2024 o 2025. Su proyecto, si Continental decide finalmente embarcarse en la producción de baterías, contempla la apertura de tres fábricas: una en Europa, una en Asia y otra en Norteamérica.

Preguntado por la localización concreta de la factoría europea de baterías, Degenhart ha descartado por completo a Alemania debido a sus elevados costes energéticos. El CEO de Continental considera que producir en Hungría o Polonia –como ya hacen LG y Samsung- resulta un 50% más barato gracias a los reducidos costes de la electricidad en estos países.

Conversaciones: