REDUCIRÁ COSTES EN UN 90%

Delphi crea Aptiv para llevar el coche autónomo a las masas

Delphi ha anunciado la creación de la filial Aptiv especializada en la tecnología de conducción autónoma.

Delphi crea Aptiv para llevar el coche autónomo a las masas
Delphi crea Aptiv para llevar el coche autónomo a las masas

Los vehículos autónomos “estarán listos el año que viene”, aunque el trayecto para hacerlos asequibles para los consumidores individuales está todavía “en la línea de salida”. La multinacional norteamericana Delphi Automotive, una de las empresas más importantes de la industria auxiliar, está preparándose a nivel estructural para el desembarco del coche autónomo. Por este motivo, Delphi ha anunciado que se dividirá para crear la filial Aptiv con el fin de especializarse en la tecnología de conducción autónoma.

"Cuando analizas el mercado comercial –aquellas áreas donde hay un conductor en un vehículo–, existen incentivos financieros para utilizar la conducción autónoma", dijo Kevin Clark, CEO de Delphi Automotive, en una entrevista el pasado lunes. "Estos clientes están dispuestos a pagar mucho más por nuestra tecnología", aseveró. El objetivo de Delphi con la creación de Aptiv es el de reducir el costo de la tecnología de conducción autónoma en más del 90%, hasta situarse alrededor de los 4.000€ por automóvil para 2025.

Así pues, Delphi se está dividiendo en dos compañías esta semana, con Aptiv por un lado, enfocándose en el vehículo conectado y autónomo, y Delphi Technologies por el otro, que continuará especializándose en el desarrollo de motores, tanto de combustión como eléctricos. Este spin-off busca capitalizar la dinámica cambiante del sector automotriz, donde las OEM con experiencia en este tipo de tecnología como Delphi, se han convertido en piezas clave en el desarrollo de una industria que se prepara para una revolución.

Dicho esto, a Aptiv no le faltará competencia, ya que General Motors ha hecho pública la pasada semana su modelo de negocio respecto el vehículo autónomo y sus planes para convertir los coches sin conductor en una realidad en menos de dos años: el fabricante estadounidense está en camino de lanzar en 2019 una flota de robo-taxis completamente autónomos que trabajen en zonas urbanas de alta densidad. Otra marca con grandes avances en materia de conducción autónoma es Audi, que presentó en Frankfurt sus futuras tecnologías.

Conversaciones: