LAS VENTAJAS DEL COCHE ELÉCTRICO, RESUMIDAS DEL 1 AL 10

Diez razones para comprar un coche eléctrico

Desgranamos una a una las grandes ventajas que supone tener un automóvil eléctrico.

Posiblemente el gran punto débil del coche eléctrico radique en su autonomía, aunque ahora los avances tecnológicos están permitiendo obtener autonomías que superan los coches a gasolina y poco envidian a las de los diésel. Por este motivo y por muchos otros, el coche eléctrico tiene decenas de ventajas y está ganando cada vez más y más adeptos. A continuación compartimos los diez motivos por los que es mejor comprar un coche eléctrico y no otro.

1. Porque son más 'cool'

Sin lugar a dudas, las modas mandan. Y nadie puede decir que el coche eléctrico no esté en auge. Tener un coche eléctrico mola, y mucho. Es símbolo de urbanismo, de responsabilidad con el medio ambiente, y por supuesto, representa aquello que somos: amantes de la tecnología, entusiastas de los gadgets, fanáticos del último grito en moda, ciudadanos comprometidos con el planeta... No importa quién seas ni cómo seas, pero si conduces un coche eléctrico seguro que los demás te mirarán diferente.

2. Porque la electricidad es mucho más barata

No importa que el precio del kilowatio hora no deje de subir, porque la electricidad sigue siendo muchísimo más barata que el litro de gasolina o diésel. Y lo seguirá siendo por los siglos de los siglos. Y como con un coche eléctrico siempre se ahorra, no importa que hagas cinco mil o treinta mil kilómetros anuales, que siempre sale más a cuenta ir en eléctrico que echando humo.

3. Porque Mariano te echa un cable

Por si el ahorro en combustible fuese poco, también nos ahorraremos un muy buen dinero a la hora de comprar nuestro coche eléctrico. Mediante el plan MOVEA 2017 disfrutaremos de 5.500 euros de descuento gracias a esta aportación del Gobierno de Mariano Rajoy. Hasta aquí, estas tres razones son más que suficientes para plantearse cambiarse al coche eléctrico, pero las ventajas siguen.

4. Porque lo recargas 'por la patilla'

Hay que reconocer que la infraestructura de puntos de recarga rápida en España todavía está en desarrollo y se podría decir que se encuentra a años luz de la infraestructura de la que ya disfrutan los conciudadanos europeos de los países del norte y centro del continente. En cambio, en España hay miles de puntos de recarga y muy pocos coches eléctricos, por lo que así tocamos a más. Además hay muchas empresas que permiten a sus trabajadores recargar su coche en el estacionamiento; y centros comerciales como Carrefour que te brindan un estacionamiento con punto de recarga gratuito mientras haces tus compras.

5. Porque los hay desde 3.000 euros

Cuando escuchamos "coche eléctrico" es fácil relacionarlo con la palabra "caro". Craso error. Los coches eléctricos cada vez están más extendidos en el mercado, y esto conlleva a que ya hay una importante oferta de coches eléctricos de segunda mano. Para que no haya excusas, en el mercado de ocasión podemos encontrar un eléctrico como el Renault Twizy por poco más de tres mil euros. Podría ser la mejor inversión de tu vida.

6. Porque además de dinero, ahorras tiempo

Se acabó eso de "parar a llenar". Ahora lo que se lleva es aparcar, conectar tu coche eléctrico e irte de compras o a la cama. Ya no hay que ponerse guantes de plástico desechables para que las manos te apesten de todos modos. Además ahorrarás lo que gastabas comprando artículos que no necesitas en la tienda de la gasolinera. El eléctrico, lo conectas de forma fácil y limpia y te vas a hacer tus cosas. Cuando vuelvas ya tendrás disponible la dosis de energía que necesitabas.

7. Porque no emiten nada de nada

Ni CO2, ni CO, ni NOx, ni PM, ni HCHO, ni NMOG, ni NMHC, ni NADA de NADA. Si te suenan estas siglas es que has escuchado hablar de las porquerías que salen por los tubos de escape de los coches al uso. Creo que no es necesario detenerme a explicar qué significa cada una de ellas, pero si Carmena y Colau tienen planes de prohibir el acceso de los vehículos más contaminantes a los núcleos urbanos de Madrid y Barcelona es por algo. Con el coche eléctrico no te quedas en fuera de juego y contribuyes a que tengamos un medio ambiente más limpio.

8. Porque te olvidarás de cambiar el aceite

Suele pasar. No cambias el aceite, ni revisas el nivel, gripas el motor y te quedaste sin coche. No has hecho el mantenimiento, se rompe la correa de distribución y para qué más... En cambio, con el coche eléctrico no habrá forma de que nos pase nada de esto, porque el eléctrico no entiende de lubricantes ni de válvulas. Tampoco será necesario asustarse al ver la factura del cambio de correas, ni la del nuevo embrague. Se acabó esta fuga de dinero. El mantenimiento de un coche eléctrico es tan simple y austero que nos ahorrará dinero y dolores de cabeza.

9. Porque el coche eléctrico es tecnología punta

No es secreto que a todos nos gusta estar actualizados. Hoy en día estamos inmersos en la era de la información, donde nuestros teléfonos móviles son nuestra mejor arma y las redes sociales nuestro hábitat natural. Ya casi no se puede vivir sin internet, como pronto deberemos acostumbrarnos a vivir sin combustibles. El coche eléctrico es otro de esos avances tecnológicos que marcan un hito en el desarrollo de la humanidad y llegará el momento en que nadie pueda pasar sin uno. Además no hacen ruido y van cargados de tecnología.

10. Porque es mejor anticiparse al futuro

Terminamos con una gran verdad: las reservas petrolíferas tarde o temprano terminarán agotándose, y no querrás ser el último en ir a un concesionario y preguntar por el coche eléctrico. Los que se anticipan al resto suelen ser los más listos de la clase.

Conversaciones: