DIETER ZETSCHE, CEO DE DAIMLER

Los eléctricos de Daimler: ni pronto, ni tarde

Daimler medita los tiempos para la batalla definitiva del vehículo eléctrico sin dejar de pensar en la conectividad, la autoconducción y la movilidad compartida.

Dieter Zetsche, CEO de Daimler.
Dieter Zetsche, CEO de Daimler.

Dieter Zetsche, CEO de Daimler, no está preocupado porque Mercedes sea una de las últimas marcas de lujo en comercializar vehículos totalmente eléctricos y lograr así competir con rivales ya consolidados como Tesla o BMW.


Zetsche cree que hay que escoger el momento oportuno para unirse a la movilidad eléctrica. "Quien aparece demasiado pronto está solo en el panorama. Quien llega demasiado tarde puede haberse perdido lo mejor".


Daimler no tiene previsto lanzar su versión del Mercedes-Benz Concept EQ hasta final de la década, ya que ahora mismo las ventas de vehículos eléctricos en Europa representan menos del 1% de las ventas totales.


Para Zetsche, el año 2025 es clave. Para entonces, el Director Ejecutivo piensa que los precios de la batería bajarán 100 euros por cada kW/h.


Y es que 2025 se considera el momento en que la carga de optimización de los motores de combustión convencionales se ajustará a la curva de costos a la baja para todo el tren de transmisión eléctrico.


De cara a esa fecha, Daimler prevé lanzar 10 nuevos modelos eléctricos y uno de ellos será la versión del Generation EQ, que tendrá una autonomía de 500 kilómetros.


Éste será el primer modelo de la submarca EQ, pero no el primer vehículo eléctrico de Daimler, que ya ha producido pequeñas flotas de sus Mercedes compactos eléctricos además de Smart Fortwo así como una versión de batería de su Mercedes SLS.


Por su parte, Tesla tiene como objetivo fabricar 90.000 vehículos totalmente eléctricos este año mientras que BMW ha entregado más de 60.000 i3 y 10.00 unidades de su híbrido enchufable i8 y espera vender 100.000 vehículos híbridos enchufables y eléctricos el próximo año.

Respuesta global

El Jefe de i+d de Daimler, Thomas Weber, señaló que el EQ no es simplemente un coche eléctrico que compita contra los rivales de Mercedes, ya que lo considera como una solución global para las necesidades futuras del transporte.

Los vehículos eléctricos se medirán por la calidad de su sus sistemas de propulsión eléctricos, su conectividad, conducción autónoma y su movilidad compartida, y no por su autonomía o aceleración.

"Centrarse en comparaciones como la autonomía o la aceleración es bastante simple", apuntó Weber, que cree que los vehículos del futuro se medirán en base a la calidad de sus trenes motrices eléctricos, su conectividad, sus dispositivos de auto conducción y su movilidad compartida. "Queremos ser los mejores en esos cuatro ámbitos".

El propio Weber recalcó: "Esperamos que la capacidad para almacenar energía aumente un 14 por ciento anualmente. Por ello, cada cinco años se duplicará la capacidad sin que aumente el volumen".

“Para 2025 queremos lanzar 10 nuevos coches eléctricos basados en la misma arquitectura. Para este impulso queremos invertir hasta 10.000 millones de euros”, dijo Weber.

Las compañías alemanas están invirtiendo fuertemente en movilidad eléctrica, después de mostrarse reacios debido a su alto coste y su rango de autonomía limitado. Ahora en cambio buscan beneficiarse de los recientes avances en la tecnología de baterías y de las reacciones en contra de los gases nocivos.

Los avances tecnológicos para aumentar el alcance de un coche eléctrico hasta en un 50 por ciento, están estimulando importantes inversiones por parte de Volkswagen o Daimler, además de proveedores como Bosch y Continental.

Por otro lado, Daimler declaró hace poco que continuará vendiendo vehículos diésel en Estados Unidos, a diferencia de su competidor alemán, Volkswagen, quien indicó que abandonaría los vehículos diesel en el país americano y se volvería a centrar en los vehículos deportivos y eléctricos, a raíz de la imagen deteriorada de la marca por culpa del escándalo de las emisiones.

“A día de hoy no nos hemos planteado retirar los modelos diésel de los Estados Unidos” apuntó un portavoz de Daimler.

Conversaciones: