TAMBIÉN SE INCLUYE A LA EMPRESA ESCAL

Grupo Renault adquiere PVI para la electrificación de vehículos comerciales

Renault anuncia la compra de la empresa francesa Power Vehicle Innovation (PVI) con el objetivo de acelerar su actividad de vehículos utilitarios eléctricos.

Grupo Renault adquiere PVI para la electrificación de vehículos comerciales.
Grupo Renault adquiere PVI para la electrificación de vehículos comerciales.

El Grupo Renault ha adquirido la compañía francesa PVI (Power Vehicle Innovation), una firma especializada en la conversión de coches industriales en vehículos eléctricos o que circulen con gas natural.

En un comunicado, Renault señaló que la experiencia de PVI y su maquinaria ligera y flexible beneficiarán a Renault, que a su vez posibilitará que PVI pueda reducir los costes en la compra de componentes, así como un amplio portafolio tecnológico.

Según el escrito, esta adquisición forma parte de la estrategia del Grupo para desarrollar su negocio, proponiendo una gama completa de LCVs (vehículos comerciales ligeros) eléctricos, así como servicios conectados.

Para terminar, Ashwani Gupta, Director de la División de Vehículos Utilitarios de Renault, agregó en ese comunicado: “Juntos seguiremos innovando para ir acercándonos cada vez más a las necesidades y las expectativas de nuestros clientes profesionales”.

Esta adquisición también incluye a Escal, una filial en la que PVI tiene una participación del 95% y especializada en la distribución, instalación y mantenimiento de sistemas de seguridad para vehículos de elevación.

Escal gestiona las actividades de PVI de mantenimiento, servicio e integración mecánica, y ambas, con una plantilla de 93 empleados, están adscritos a la División LCV del Grupo Renault.

PVI ya ha trabajado previamente con Renault en el desarrollo y electrificación de la próxima Renault Master ZE, una furgoneta presentada en el Salón de Bruselas y que se lanzará a finales de 2017.

Esta versión eléctrica de la Renault Master va dirigida especialmente a aquellas empresas que gestionan flotas dedicadas al reparto de “última milla” en las ciudades.

También se adapta a las necesidades de los clientes comerciales, tanto de la ciudad como de los alrededores, gracias a su capacidad de carga, su autonomía y a los tiempos de recarga.

Cuenta con una batería de 33 kWh, incorpora un motor de 57 kW heredado del ZOE y tiene una autonomía de 200 km (según el ciclo europeo NEDC) circulando a velocidades propias de la ciudad y los alrededores.

Conversaciones: