DECLARACIONES DEL JEFE DE I+D DE TOYOTA

El motor de combustión se dejará de fabricar en 2040, según Toyota

El director de I+D de Toyota Seigo Kuzumaki asegura que para 2050 el motor de combustión dejará de existir: en 2040 se dejarán de fabricar los motores de combustión interna y quedarán únicamente algunas unidades como parte de los sistemas de propulsión híbridos.

La cúpula de Toyota pronostica que la extinción de los motores de combustión interna será una realidad en el año 2050. Además de esto, se espera que a partir de 2040 únicamente el 10% de los vehículos utilicen un motor de combustión como parte de un conjunto de propulsión híbrida, pero nunca más de forma independiente. Así lo ha aseverado el director de I+D de la fabricante japonesa Seigo Kuzumaki:

Esperamos que para el año 2050 reduzcamos las emisiones de CO2 de los vehículos en un 90% en comparación con la cifra de 2010. Para lograr eso, a partir de 2040 no se fabricarán automóviles con motor de combustión interna simple, pero podrán seguir siendo la base de algunos coches híbridos o híbridos enchufables".

Kuzumaki enfatiza, en declaraciones recogidas por la revista británica AutoCar, que las constructoras de automóviles esperan regulaciones cada vez más severas entorno a las emisiones de CO2, así como una aceleración en el desarrollo del vehículo eléctrico, lo que desembocará en el fin de las ventas globales de coches de combustión una vez llegados a este punto.

En la actualidad, Toyota acapara alrededor del 43% de las ventas de vehículos electrificados en todo el mundo gracias a una fuerte apuesta por el vehículo híbrido. De entre toda su gama destaca especialmente la presencia globalizada del Toyota Prius, que desde su lanzamiento en 1997 ya acumula 11 millones de unidades vendidas a escala global. Por su parte, el vehículo 100% eléctrico más vendido del mundo es el Nissan Leaf, que registra a día de hoy 50.000 unidades vendidas.

Los planes de Toyota pasan por lanzar sus primeros vehículos completamente eléctricos a partir de 2020, que como los de la gran mayoría de fabricantes ofrecerán alrededor de 400 kilómetros de autonomía. En cambio, la fabricante japonesa espera dar un gran salto de calidad con la aparición de las baterías en estado sólido, una tecnología que permitirá al vehículo eléctrico llegar mucho más lejos, tanto en el sentido de la autonomía como en el alcance del mercado automovilístico.

Conversaciones: