CON UNA INVERSIÓN DE 200.000 EUROS

Muving, el nuevo 'motosharing' arranca en Barcelona con 50 motos eléctricas Torrot

El servicio Muving ya funciona en Cádiz y Málaga después de hacer varias pruebas piloto y con la apertura en Barcelona buscan expandirse por la península, con el objetivo de abrir en los próximos meses en Madrid y otras capitales de provincia.

Muving arranca en Barcelona tras una inversión de 200.000 euros en 50 motos eléctricas.
Muving arranca en Barcelona tras una inversión de 200.000 euros en 50 motos eléctricas.

El servicio de 'motosharing' Muving ha entrado en funcionamiento en Barcelona este lunes tras invertir 200.000 euros en 50 motos eléctricas modelo L3, equivalente a los 125 centímetros cúbicos de motor de combustión.

Así lo ha asegurado el director ejecutivo de la compañía, Horacio Pérez, que ha explicado que han elegido la capital catalana porque es "una ciudad motera y europea" y en que este servicio tiene capacidad para crecer.

El servicio Muving ya funciona en Cádiz y Málaga después de hacer varias pruebas piloto y con la apertura en Barcelona buscan expandirse por la península, con el objetivo de abrir en los próximos meses en Madrid y otras capitales de provincia.

En esta fase inicial, Muving pone en servicio en Barcelona 50 motos eléctricas, "una cifra que irá incrementado a medida que los usuarios crezcan y exijan más vehículos", ha admitido Pérez.

Las motocicletas Muving están fabricadas íntegramente en Salt (Girona) tras adaptar el modelo 'Muvi' de las compañías Gas Gas y Torrot, cuentan con una batería extraíble y pueden alcanzar los 70 kilómetros por hora.

"Este servicio no es novedoso, somos los últimos en llegar a Barcelona pero esperamos ser los primeros", ha remarcado el director ejecutivo de Muving, además de apuntar que esta plataforma cuenta con motocicletas más potentes y con más autonomía que su competencia.

Tecnología

Los vehículos Muving cuentan con un software que permite reservar y aparcar la motocicleta con el smartphone a través de una aplicación propia, que también permite identificar qué vehículos se encuentran alrededor del usuario.

El alta del servicio es gratuita y la tarifa base será de 18 céntimos el minuto, "siendo en muchas ocasiones más barato que el propio autobús y que el uso de un vehículo particular", ha explicado Pérez.

"El usuario no debe preocuparse de nada, ni de llaves, ni de seguros ni de mantenimiento", ha resaltado, además de explicar que actualmente se pueden localizar motocicletas en el Eixample, plaza de Catalunya y puntos concretos como la estación de Sants.

"El usuario no debe preocuparse de nada, ni de llaves, ni de seguros ni de mantenimiento", ha resaltado, además de explicar que actualmente se pueden localizar motocicletas en el Eixample, plaza de Catalunya y puntos concretos como la estación de Sants.

Conversaciones: