MÁS ALIANZAS PARA ABARATAR COSTES

Proveedores y fabricantes de automóviles, unidos por el coche autónomo

El desarrollo de la auto-conducción pasa por dos opciones básicas: los fabricantes que optan por sistemas propios (Tesla, GM o Ford…) o los que optan por las alianzas (GrupoVW, Daimler, BMW…) con socios tecnológicos como Mobileye, Delphi Automotive, Nvidia y Intel, o proveedores como ZF, Bosch o Continental.

Desarrollo de vehículos autónomos: ¿sistemas propios o alianzas?
Desarrollo de vehículos autónomos: ¿sistemas propios o alianzas?

Fabricantes y proveedores de automóviles están extendiendo sus alianzas de cara a desarrollar los vehículos sin conductor al volante. Algo que puede ser muy útil para los fabricantes, ya que compartiendo cargas financieras y técnicas minimizan los posibles riesgos.

Mobileye, Delphi Automotive y Nvidia se encuentran entre los socios tecnológicos más populares en la carrera de la auto-conducción.

Mientas algunas compañías, caso de Tesla, General Motors y Ford, están tratando de desarrollar sistemas propios de vehículos autónomos, un mayoritario grupo de fabricantes de automóviles piensa que tiene más sentido desarrollar esta tecnología en colaboración con los proveedores.

Algunos de ellos como Mobileye, Delphi Automotive y Nvidia se encuentran entre los socios tecnológicos más populares en la carrera de la auto-conducción, con múltiples alianzas en todo el mundo.

"Si se quiere construir un automóvil verdaderamente autónomo, esta es una tarea para más de un jugador", dijo Amnon Shashua, Director Ejecutivo de Mobileye. "Los desafíos tecnológicos son inmensos", señaló a Reuters. "Lo compararía con enviar a un hombre a la luna."

Tesla cortó con Mobileye

Mobileye es una compañía que suministra a más de dos docenas de fabricantes cámaras, chips y software para sistemas de asistencia al conductor. La empresa fue un proveedor temprano de sistemas de visión a Tesla, pero las dos marcaron desavenencias  con motivo de la muerte de un conductor de Tesla Modelo S.

Desde su ruptura con Tesla, Mobileye se ha unido con BMW e Intel por un lado además de haberse comprometido a largo plazo con otro proveedor como Delphi.

En esa alianza con Delphi, ambos planean ofrecer un sistema con recursos a los fabricantes de automóviles más modestos, para que así puedan desarrollar tales sistemas por su cuenta.

Por su parte la alianza con BMW e Intel se espera que atraiga a fabricantes y proveedores adicionales de vehículos, de acuerdo a las palabras de Elmar Frickenstein, Vicepresidente senior de BMW para la conducción autónoma.

Nos gustaría crear un sistema estándar para que todos lo usen en 2021.

Elmar Frickenstein, Vicepresidente senior de BMW para la conducción autónoma.

“Nos gustaría crear un sistema estándar para que todos lo usen en 2021”, dijo Frickenstein. “Eso abarataría costes y aceleraría el proceso de desarrollo de adopción”. Además “de manera puntual, BMW y sus socios podrían ofrecer hardware y software autónomos o un sistema completo sin conductor a compañías que van desde Uber a Google”, señaló el propio Frickenstein.

Otro actor en este baile de alianzas es Nvidia, que también está incrementando sus asociaciones en tecnología y sistemas auto-dirigidos, anunciando a principios de enero acuerdos con Audi y Here, así como con los proveedores alemanes ZF y Bosch.

“No estamos tratando de desarrollar un sistema patentado”, apuntó Dirk Hoheisel, miembro del Consejo de Administración de Bosch.

Queremos trabajar con otros para desarrollar una plataforma estándar y estándares abiertos para los sistemas de auto-conducción, especialmente alrededor de datos y mapas.

Dirk Hoheisel.

Por otro lado Audi, que persigue asociaciones similares con los proveedores, ve que su papel como fabricante de vehículos va evolucionando al de integrador de sistemas.

No hay un proveedor que pueda solucionar todo, nadie que pueda proporcionar cada una de las partes que se necesitan para fabricar un vehículo autónomo.

Alejandro Vukotich, Jefe de Desarrollo de Sistemas de Asistencia al Conductor de Audi.

Los fabricantes de automóviles también seguirán dependiendo de los proveedores para proporcionar tecnologías específicas de auto-conducción.

Guillaume Davauchelle, Jefe de Innovación y Desarrollo Científico de la compañía francesa Valeo.

Otro que ha alzado la voz ha sido Guillaume Davauchelle, Jefe de Innovación y Desarrollo Científico de la compañía francesa Valeo, quien señaló que algunos de los componentes clave de los sistemas de auto-conducción, como la seguridad cibernética, deberían seguir siendo responsabilidad de los fabricantes de vehículos.

“Pero los fabricantes de automóviles también seguirán dependiendo de los proveedores para proporcionar tecnologías específicas de auto-conducción”, apuntó.

“Habrá una mezcla porque es un sistema bastante complejo con detección, fusión de datos, inteligencia artificial, conectividad, interfaz hombre-máquina y así sucesivamente”, recalcó Devauchelle.

Conversaciones: