NO SERÁ ANTES DE 2020

Renault-Nissan planea lanzar servicios de ride-hailing y ride-sharing sin conductor

La alianza está poniendo sus miras más allá de la producción y comercialización de los vehículos, en una industria que se está transformando rápidamente merced a esos nuevos servicios de movilidad.

Ogi Redzic, Director de la división de Vehículos Conectados y Servicios de Movilidad de Renault-Nissan.
Ogi Redzic, Director de la división de Vehículos Conectados y Servicios de Movilidad de Renault-Nissan.

Renault-Nissan planea lanzar servicios ride-hailing y ride-sharing autónomos en los próximos años. La alianza está poniendo sus miras más allá de la producción y comercialización de los vehículos, en una industria que se está transformando rápidamente merced a esos nuevos servicios de movilidad

Ogi Redzic, Director de la división de Vehículos Conectados y Servicios de Movilidad, dijo que la compañía empezaría con los servicios de auto-conducción en sus vehículos eléctricos "ciertamente dentro de 10 años".

"Creemos que una gran oportunidad para nosotros está en la automatización, en los vehículos eléctricos y en los servicios de ride-sharing y ride-hailing asociados a ellos", indicó el propio Redzic en una entrevista este jueves. 

Así, Renault-Nissan se une a un pequeño grupo de fabricantes que se han fijado como objetivo adentrarse en el mercado del hailing, un nicho que según estimó el Grupo de Inversión Goldman Sachs se multiplicará por 8 de cara a 2030, siendo 5 veces mayor que el mercado de taxis. 

Ambas compañías se encuentran desarrollando un sistema con el fabricante japonés de software DeNA y el operador de transporte público francés Transdev. Redzic señaló que los socios japoneses y franceses estaban probando vehiculos sin conductor, y que cualquier servicio se llevaría a cabo en recorridos pre-establecidos con puntos de recogida y entrega predeterminados. 

Al igual que ellos, son muchos los fabricantes de automóviles que están aprovechando la experencia de la auto-conducción en los vehículos existentes en el mercado para desarrollar servicios de movilidad, ya que compiten con empresas tecnológicas como Alphabet y Uber. Y es que el continuo crecimiento del "pay-per ride" amenaza con golpear la demanda de los coches en propiedad. 

BMW por su parte también está probando vehículos autónomos para su uso en servicios de ride-hailing, mientras que Uber ha estado desarrollando tecnología del Autopilot

Además, la firma estadounidense de tecnología NuTonomy y la compañía Lyft, que cuenta con General Motors como uno de sus accionistas mayoritarios, anunció este mes que comenzaría a poner a prueba un servicio autónomo de ride-hailing en Boston. 

Por último, Redzic quiso destacar que para un mercado de servicios de auto-conducción, las regulaciones han de cambiar para permitir que circulen vehículos sin conductores en las carreteras. Por el momento, la mayoría de las jurisdicciones globales no los autorizan. "La auto-conducción no sólo depende de nosotros, los fabricantes. Para poder implantarse definitivamente se necesitan cambiar las leyes", recalcó. 


Ride-sharing: servicio para compartir coche en trayectos largos. No es un servicio, en principio, con fines de lucro. 
Ride-hailing: un servicio como de taxi. Tú solicitas un servicio y un conductor pasa a por ti para llevarte de un sitio a otro. Éste si implica beneficio económico. 

Conversaciones: