CONSIDERA FACTORES CLAVE PARA LA COMPAÑÍA

Para Schaeffler el futuro pasa por la movilidad eléctrica y la digitalización

El Grupo Schaeffler considera que la movilidad eléctrica, la Industria 4.0 (Industria Inteligente) y la digitalización son factores clave para el futuro.

Para Schaeffler el futuro pasa por la movilidad eléctrica y la digitalización.
Para Schaeffler el futuro pasa por la movilidad eléctrica y la digitalización.

El Grupo Schaeffler, proveedor mundial líder en el sector industrial y automovilístico, considera que la movilidad eléctrica, la Industria 4.0 (Industria Inteligente) y la digitalización son factores clave para el futuro, dijo su CEO Klaus Rosenfeld en una conferencia de prensa de la compañía en el Salón Internacional del Automóvil de Norteamérica, celebrado en Detroit.

Schaeffler está haciendo especial hincapié en las tecnologías de transmisión híbridas y eléctricas, que van desde el sistema de accionamiento y tensado de la correa P0 (ver infografía) hasta el accionamiento eléctrico completo. Algunas de estas tecnologías incluyen sistemas P2 que sitúan al motor eléctrico a caballo entre el motor de combustión interna y la transmisión y arquitectura eléctricas.

2

Schaeffler estima que para 2030 los vehículos híbridos y de batería alcanzarán el 70% de la producción mundial.

La compañía estima que para 2030 los vehículos híbridos y de batería alcanzarán el 70% de la producción mundial, habiendo todavía un porcentaje de vehículos con algún tipo de motor de combustión interna.

3

Un ejemplo es un módulo híbrido de alta tensión P2 con un conversor par integrado (iTC). La combinación híbrida de accionamiento/rotación es también extremadamente eficiente, ya que el embrague de bloque del conversor par se cierra justo después de ponerse en marcha, creando una sólida conexión mecánica entre la transmisión, el motor de combustión interna y el motor eléctrico. El tren de potencia híbrido es muy compacto debido a la iTC, que requiere menos de 100 milímetros de espacio adicional.

Los ingenieros de Schaeffler en Norteamérica y Alemania ya están trabajando en la primera producción en masa para un cliente estadounidense.

El Grupo también está desarrollando un eje eléctrico de dos velocidades (P4) para vehículos híbridos y totalmente eléctricos. Marc McGrath, Presidente de Schaeffer Automotive Americas, señala que la compañía está dirigiendo su estrategia hacia el mercado estadounidense de los SUV pequeños y los crossovers, como alternativa a la tracción total convencional.

4

Al mismo tiempo, Schaeffler está trabajando en un accionamiento del cubo de rueda, el cual contiene los componentes necesarios (el motor eléctrico, la electrónica de potencia, los frenos y la refrigeración) dentro de la llanta de la rueda. Esto permite ahorrar espacio que puede utilizarse para nuevos diseños interiores. El accionamiento del buje de la rueda tiene una clara aplicación en los taxis autónomos o en los vehículos ligeros del futuro, los cuales transportarán a las personas en las ciudades.

Por si fuera poco, los ingenieros y programadores ya han fijado su atención en los nuevos “transportes de pasajeros”, unos ultra compacto de conducción autónoma que llevan a los clientes hasta la puerta de su casa después de que éstos hayan usado los sistemas tradicionales de transporte público.

00016FA3

Sebastian Wielgos, quien dirige el programa de desarrollo de E-Wheel Drive en Schaeffler, dijo que la compañía ha tomado el pre-desarrollo de la E-Wheel Drive hasta el punto de poder comenzar a incorporarla a proyectos de la vida cotidiana.

La empresa también está desarrollando sistemas de 48V, tal y como mostró en Detroit con su “Schaeffler High Performance 48 Volt”. En este modelo, un eje trasero eléctrico complementa el accionamiento del eje delantero, que consta de un motor convencional de combustión interna y un generador de arranque de 48 voltios impulsado por correa. La disposición es una nueva combinación de la topología convencional P0 y un eje eléctrico P4.

El motor eléctrico y la electrónica de potencia asociada están integrados en una sola unidad en el eje trasero, dispone de 20 kilovatios de energía puramente eléctrica (gracias a los 48 V del eje delantero) y su par de arranque supera los 2.000 nm.

Los 48 V permiten a su vez seleccionar diferentes estrategias de conducción con el fin de reducir las emisiones de CO2 y aumentar la dinámica en el pilotaje, como por ejemplo la conducción totalmente eléctrica y sin emisiones en zonas donde el tráfico esté restringido, alcanzando en esos casos una velocidad máxima de 35 km/h. Además, el vehículo también podrá circular a velocidades de hasta 70 km/h sin restricciones.

Añadir que en el ciclo de conducción WLTC, la mayor parte de la energía del frenado se recupera como energía eléctrica y es almacenada en una potente batería.

Digitalización

Schaeffler lanzó una ofensiva de digitalización el año pasado, cuyo pilar central es el desarrollo de componentes inteligentes y sistemas para la conducción automatizada, así como la electrificación y la creación de redes.

“Nuestros componentes y sistemas son necesarios precisamente donde se producen tensiones, fuerzas y pares de torsión: en el tren de potencia y en el chasis”, señaló Gerhard Baum, Director Ejecutivo de Schaeffler.

Si componentes como los cojinetes utilizados en el chasis están equipados con sensores capaces de medir fuerzas, pares de torsión, vibraciones y temperaturas, es posible obtener información vital sobre la condición y el uso tanto del módulo como de todo el sistema.

Schaeffler ya ha sentado las bases técnicas para la integración de estos sensores desarrollando el sistema de recubrimiento Sensotect, una innovadora tecnología de capa fina con la que la compañía está introduciendo por primera vez sistemas inteligentes de recubrimiento en los sectores de la industria y la automoción.

6

“Lo importante aquí no es sólo que obtengamos datos, sino que somos capaces de interpretarlos correctamente y traducirlos en acciones”, expresó Gerhard Baum.

La adición de sensores a automóviles o equipos industriales genera volúmenes de datos que deben interpretarse y convertirse en valor añadido. Por ello, en octubre de 2016, Schaeffler entró en una asociación estratégica con IBM para tales fines.

Asimismo, durante los próximos años Schaeffler tiene planeado contar con un gran número de expertos en los campos de la arquitectura de datos, el análisis de los datos, los pensamientos de diseño, el desarrollo de aplicaciones y la modelización de negocios, todo ello con el fin de desarrollar aplicaciones innovadoras para la industria automotriz y otros sectores.

Las nuevas tecnologías la permitirán además extender la funcionalidad de los componentes y sistemas a través de la generación y confección de datos. Su sistema de control de balanceo mecatrónico mantiene la estructura del vehículo horizontal al conducir curvas cerradas e independientemente de la superficie de la carretera.

En este dispositivo mecatrónico de Schaeffler, un accionador eléctrico particularmente eficiente compensa por primera vez el movimiento de rodadura del vehículo, y su  próxima generación tendrá la capacidad de actuar también como un sensor que capturará datos 3D sobre la condición de la carretera.

Conversaciones: