SEAT SE PREPARA PARA DECIR ADIÓS AL DIÉSEL

Seat se prepara para el coche eléctrico

Seat está considerando "seriamente" desarrollar una línea de coches eléctricos a partir de 2019, cuando está previsto que la marca lance su primer modelo eléctrico.

Seat pretende desarrollar una línea de coches eléctricos a partir de 2019.
Seat pretende desarrollar una línea de coches eléctricos a partir de 2019.

El presidente de Seat, Luca de Meo, ha afirmado este martes que el precio de los coches con motor diésel se va a encarecer en los próximos años debido a los cambios normativos para reducir emisiones y el coste marginal de comprar un eléctrico o un diésel va a equipararse, lo que ha augurado que se producirá alrededor de 2025.

Seat prevé que el precio de los eléctricos se equipare al diésel en menos de 10 años y pretende desarrollar una línea de coches eléctricos a partir de 2019.

Lo ha dicho en una rueda de prensa en el Salón del Automóvil de Ginebra, donde ha anunciado que Seat está considerando "seriamente" desarrollar una línea de coches eléctricos a partir de 2019, cuando está previsto que la marca lance su primer modelo eléctrico.

Ha recordado que Seat cuenta con la ventaja de formar parte del Grupo Volkswagen, con lo que aprovechará las inversiones que el consorcio alemán haga en el campo de la electrificación de los vehículos.

De Meo ha afirmado que las ventas actuales de coches eléctricos son "homeopáticas", pero ha augurado que esta situación va a cambiar a partir de 2020 con las nuevas normativas europeas sobre las emisiones de los motores diésel, lo que va a suponer que se acelere la tendencia de crecimiento de las ventas de los vehículos de cero emisiones.

"En 2019 esperamos un salto y después otro en 2025" debido a que las normativas se volverán más restrictivas, ha añadido, y ha considerado que en ese momento, el precio de los coches diésel va a ser mucho más elevado.

Ha señalado que el motor diésel para los coches pequeños supondrá una "desventaja", y ha afirmado que la reducción de este tipo de modelos ya se está produciendo en las ventas del Seat Ibiza, que ha constatado que las matriculaciones con motores diésel suponían un 40% y ahora, un 20%.

Conversaciones: