SUS ACCIONISTAS APROBARON EL ACUERDO

Tesla adquiere SolarCity por unos 2.000 millones de dólares

Elon Musk, Director Ejecutivo de Tesla, ya cuenta con la aprobación de los accionistas de la compañía para la adquisición de SolarCity, la empresa de energía solar de la que el propio Musk es el principal socio capitalista.

Tesla adquiere SolarCity por unos 2.000 millones de dólares.
Tesla adquiere SolarCity por unos 2.000 millones de dólares.

Elon Musk, Director Ejecutivo de Tesla, ya cuenta con la aprobación de los accionistas de la compañía para la adquisición de SolarCity, la empresa de energía solar de la que el propio Musk es el principal socio capitalista.

Tesla aportará su experiencia en el almacenaje de energía y SolarCity hará lo propio en el área de la energía solar, permitiendo así fabricar productos integrados para un uso residencial y comercial, además de mejorar la manera en la que se genera, almacena y consume la energía.

El visto bueno por parte de los accionistas tuvo lugar la semana pasada y en un comunicado Tesla señaló que más del 85 por ciento del accionariado votó a favor de esta operación.

“Vuestra confianza será recompensada”, dijo Musk a los accionistas reunidos en las instalaciones de Tesla en Fremont (California).

Musk hizo campaña para que se firmara el acuerdo, argumentando que las operaciones de SolarCity añadirían 1.000 millones de dólares en los ingresos de Tesla para 2017 y generarían 500 millones adicionales en efectivo durante tres años.

Asimismo, el Director Ejecutivo recibió un impulso para esta alianza con SolarCity a principios de este mes, cuando los Servicios Institucionales de Accionistas (ISS) recomendaron a los inversores que aprobaran el acuerdo.

Este acuerdo, que ronda los 2.000 millones de dólares, consigue salvar un año muy agitado para Musk y Tesla. La propuesta para adquirir SolarCity, un instalador de energía solar que ha perdido dinero, provocó una caída del 13 por ciento en el precio de las acciones de Tesla, después de que la compañía anunciara el acuerdo en junio.

Las acciones de Tesla han caído casi un 20 por ciento durante este año y la victoria de Trump fue un mazazo para Tesla. Un importante asesor del presidente en temas ambientales, Myron Ebell, ha declarado que los subsidios fiscales en EEUU para vehículos eléctricos deben ser eliminados.

Mientras tanto, el fabricante estadounidense se enfrenta a más desafíos en los próximos meses, ya que la compañía quiere aumentar cinco veces su producción anual de vehículos y aspira a lanzar su nuevo Model 3 en 2017.

El mes pasado, Tesla informó de una mínima ganancia para el tercer trimestre del presente año, y Musk apuntó que no esperaba que la compañía tuviese que vender más acciones para financiar su Model 3. Sin embargo, la mayoría de los analistas creen que la compañía tendrá que recaudar capital el año que viene, posiblemente mediante la venta de acciones.

Por su parte, SolarCity se ha expandido drásticamente en los últimos cinco años, pero depende en gran medida del préstamos de dinero para financiar sus instalaciones solares. Después de ampliar sus infraestructuras más del 70 por ciento entre 2014 y 2015, la compañía ha reducido su pronóstico tres veces este año y ahora espera un modesto aumento en comparación con 2015.

Además de su desaceleración, SolarCity está lidiando con los cambios en las políticas solares estatales, que han visto reducidas las demandas de sistemas solares residenciales en los principales mercados, incluidos Nevada y California.

Conversaciones: