CAMBIO DE PLANES: TOYOTA DISPUESTA A UTILIZAR BATERÍAS DE LI-ION

Toyota apostará por coches totalmente eléctricos con baterías de Li-ion

La bajada de precios de las baterías de ion litio y una tecnología de control mejorada de las mismas permitirá a Toyota producir coche totalmente eléctricos dentro de muy poco.

Toyota Prius Prime 2017.
Toyota Prius Prime 2017.

Los ingenieros de Toyota dicen haber domesticado la tecnología volátil de las baterías de ion de litio, con lo que ahora se muestran confiados en poder utilizarlas en sus vehículos eléctricos y entrar de lleno en ese sector del mercado, señala la agencia Reuters.

Mientras rivales como Tesla o Nissan ya comenzaron a adoptar la tecnología de las baterías de iones de litio hace casi una década, el fabricante japonés se ha mostrado más cauto debido a las preocupaciones por el costo, el tamaño y la seguridad. Y es que estas baterías pueden ser inestables y han sido las culpables de los incendios en los Smartphones de Samsung así como de los humos en los aviones de la compañía Dreamliner.

El hecho de que Toyota apruebe el uso de las baterías de Li-ion será un estímulo para el desarrollo tecnológico, y la compañía tendrá la oportunidad de producir para el sector de los vehículos totalmente eléctricos, un mercado sin explorar, ya que hasta ahora la marca había apostado por tecnologías híbridas y pilas de combustible de hidrógeno.

La compañía apuntó que su híbrido Prius Prime Plug-in será el primer modelo en usar baterías de iones de litio, proporcionando una autonomía de 60 kilómetros hasta pasar al modo gasolina.

Debido a las diversas metodologías en la medición del rango eléctrico de un automóvil, la gama de 60 kilómetros del Prime será de unos 42,5 kilómetros en Estados Unidos.

“Seguridad, seguridad y seguridad”

“Es una tarea difícil desarrollar una batería de iones de litio que pueda funcionar con seguridad y consistencia durante 10 años o cientos de miles de kilómetros”, dijo Koji Toyoshima, Ingeniero Jefe del Prius.

“Tenemos una doble sujeción y un triple apoyo en nuestra batería para asegurarnos de que son a prueba de fallos. Todo gira en torno a la seguridad, la seguridad y la seguridad”, señaló a Reuters.

Toyota ha utilizado principalmente las baterías de hidruro de niquel-metal más desarrolladas para alimentar el motor del Prius convencional, considerado como el antepasado del coche “ecológico”; si bien, usó algunas baterías de iones de litio desde 2009 en su primer Prius plug-in hybrid, momento en el que los primeros coches totalmente eléctricos alimentados por baterías de Li-ion –como el Tesla Roadster y el Nissan Leaf– entraron en el mercado de masas.

La confianza de Toyota en la seguridad y estabilidad de su batería es debido a una tecnología de control mejorada, que monitorea con precisión la temperatura y el estado de cada una de las 95 celdas de esa nueva batería.

“Nuestro sistema de control puede identificar incluso señales leves de un cortocircuito en las células individuales y bien evitará su propagación o si no apagará la batería”, declaró Hiroaki Takeuchi, Ingeniero de Toyota que participa en el desarrollo.

Trabajar con Panasonic, un proveedor que también produce baterías de iones de litio para Tesla, ha mejorado la precisión en el ensamblaje de la batería, asegurando que su química esté libre de impurezas. Algo fundamental, puesto que la entrada de microscópicas partículas de metal u otros contaminantes puede desencadenar un cortocircuito, un sobrecalentamiento y una posible explosión.

“El entorno en el que se producen nuestras baterías de iones de litio no es tan limpio como las salas donde se fabrican los semiconductores, pero se asemeja” señaló Takeuchi al respecto.

Bajada de precios

Toyota también ha sido capaz de reducir el tamaño de cada celda, cerrando por ejemplo la distancia entre el ánodo y el cátodo, donde los iones activos viajan al cargar y descargar. Esto ha permitido duplicar la capacidad de la batería hasta unos 8,8 kilovatios/hora, mientras que su tamaño solo ha aumentado dos tercios y su peso la mitad.

Su precio además ha disminuido, y los expertos dicen que ese descenso del 60 por ciento en los últimos cinco años (unos 145 dólares/Kwh) se debe a que la producción a gran escala ha hecho que su fabricación sea más barata.

Esa bajada de precios en las baterías ha permitido a Toyota desarrollar su batería más compacta y eficiente, además de añadir controles más sofisticados a su paquete de baterías, señaló Toyoshima, quien añadió: “El desarrollo de baterías Li-ion para híbridos y plug-ins nos permitirá también producir coches totalmente eléctricos en el futuro. Tiene sentido disponer de una gama de baterías que se adaptan a diferentes sistemas de propulsión”.

Conversaciones: