DEMOSTRACIÓN DE DELPHI Y MOBILEYE EN EL CEIS 2017 DE LAS VEGAS

Conducción autónoma “low cost” para 2019

Niveles de conducción autónoma SAE 4/5 de bajo coste los veremos el próximo CEIS 2017 en Las Vegas y estarán listos para equipar en 2019 de la mano de Delphi y Mobyleye.

Conducción autónoma “low cost” para 2019.
Conducción autónoma “low cost” para 2019.

Chips de Intel que permiten procesar 12 billones de operaciones por segundo serán los encargados de gestionar la mecatrónica de los vehículos autónomos que Delphi y Mobileye están desarrollando.

De esta asociación veremos resultados efectivos en enero en el próximo CEIS 2017 de Las Vegas, y a partir de 2019 se iniciarán las ventas a los fabricantes de automóviles. Una aproximación al mundo real de la conducción autónoma con niveles de conducción SAE 4/5 a punto para su implementación y salida al mercado de masas.

Delphi y Mobileye llegaron a un acuerdo para producir la Central de Detección Localización y Planificación" plataforma CSLP: “Central Sensing Localization and Planning” para acelerar el tiempo de comercialización de una solución completa de conducción automática.

Esto significa ponerse de verdad en vías de producción.

Glen De Vos, vicepresidente del área de Ingeniería de Delphi.

Así lo afirmó en una presentación en Pittsburgh. "Estamos yendo más allá de solo hablar de tecnología. El diálogo sobre automatización está pasando de ‘¿Sucederá alguna vez?’ a ‘¿Cuándo sucederá?".

Las tecnologías avanzadas del sistema CLSP 2019 incluyen:

delphi-mobileye-intel-cslp-03

  • La capacidad de localización: garantiza que el vehículo conoce su ubicación dentro de los 10 cm, incluso sin conectividad GPS.
  • Detección de espacio libre: Ayuda al coche a navegar y divide carriles complejos o zonas que carecen de las marcas del carril.
  • Detección de peatones de 360 ​​grados.
  • Detección de vehículos en 3D: Detecta vehículos en cualquier ángulo. Puede detectar coches parciales mediante la identificación de los vehículos por la forma global y detectar por el movimiento de la rueda si un coche está parado o estacionado; crítico para situaciones urbanas con intersecciones inusualmente en ángulo. Permite la detección de vehículos de inflexión lateral, crítico para las intersecciones.
  • Ruta y planificación de movimientos: permite que el coche se comporte lo más parecido a los humanos en su conducción y pueda determinar el mejor camino a seguir.

Intel viene a sumarse a un equipo formado por Mobileye y Dephi en agosto con miras a desarrollar un sistema de bajo costo para vehículos autoconducidos que tiene previsto iniciar sus ventas a los fabricantes de autos en el 2019.

A diferencia de la mayoría de los autos autónomos, la tecnología de conducción automática de ambas empresas depende menos de costosos sensores LIDAR, que hacen rebotar un haz de luz en objetos para evaluar forma y ubicación, y en cambio pone mayor énfasis en cámaras y radares, que son menos costosos.

El resultado, dicen ellos, es un sistema más asequible para los fabricantes de autos que carecen de recursos para desarrollar uno propio.

delphi-mobileye-intel-cslp-02

Incorporar los procesadores de alta velocidad de Intel Corp. a la sociedad permitirá a las compañías desarrollar un sistema lo bastante robusto como para manejar los rigores de la conducción diaria, sin un conductor tras el volante.

El costo del sistema bordeará los cinco mil dólares (4.400 euros) por auto cuando sea introducido, pero probablemente bajará rápidamente cuando la tecnología se generalice, comentó De Vos.

“Para nosotros representa un gran paso hacia adelante porque nos permite acelerar de verdad el desarrollo del programa general”, sostuvo De Vos.

Debut en Las Vegas en una ruta pública combinada de 10 km urbanos y carretera que desafiará fusiones de autopistas, calles congestionadas con peatones, ciclistas y un túnel.

Respecto del acuerdo con Intel Mobileye y Delphi, planean hacer debutar su sistema en enero en el Consumer Electronics Show en Las Vegas. Su intención es iniciar las pruebas en carretera poco después en Singapur, donde Delphi ya está investigando los robotaxis a pedido.

El año pasado, Delphi hizo la demostración del primer viaje costa a costa en Estados Unidos en un auto autónomo, que cubrió unas 3.500 millas desde San Francisco a Nueva York en modo de conducción automática.

Gran interés de los fabricantes

Delphi se ha sorprendido con el número de potenciales clientes que han estado llamando, reveló De Vos. Y no son solo fabricantes de autos; ha habido interés de operadores de autobuses y tranvías de aeropuertos, entre otras aplicaciones. La sociedad aspira a hacer debutar su sistema con clientes que tengan la mayor probabilidad de éxito en el despliegue de vehículos autoconducidos, según De Vos.

“Estamos analizando con mucho cuidado en quién queremos concentrarnos inicialmente”, precisó De Vos, y agregó: “Queremos asegurarnos de elegir a los clientes correctos en el mercado correcto”.

El 94 por ciento de los accidentes fatales en carretera tienen como causa el error humano y a nivel global, el total de muertes asciende a 1,25 millones de personas.

Los reguladores estadounidenses están ansiosos por quitar a las personas la responsabilidad de ir al volante, aduciendo que el 94 por ciento de los accidentes fatales en carretera tienen como causa el error humano. Más de 35 mil personas murieron en carreteras de Estados Unidos el año pasado; a nivel global, el total llegó a 1,25 millones.

Conversaciones: