NEURALINK ES LA NUEVA EMPRESA PARA INTEGRAR TECNOLOGÍA DE INTELIGENCIA ARTIFICIAL EN EL CEREBRO

Elon Musk quiere comunicar directamente el cerebro con el mundo exterior y el digital

Entre los objetivos de esta nueva empresa fundada por Elon Musk, está el querer integrar tecnología de inteligencia artificial en el cerebro humano para comunicarse sin necesidad de cables ni otro tipo de interfaz y aplicarla (en principio) al campo de la medicina.

Elon Musk quiere comunicar directamente el cerebro con el mundo exterior y el digital.
Elon Musk quiere comunicar directamente el cerebro con el mundo exterior y el digital.

En la mitología griega, los semidioses o héroes eran el fruto de los devaneos amorosos entre un dios y un mortal. Eran una suerte de seres que tenían la excepcionalidad de haber realizado un servicio o hazaña a su comunidad, o también lo eran por su gran belleza. No se les podía dedicar sacrificios, pero si oraciones y honras fúnebres.  

Las leyendas, eran precisamente las narraciones relativas a los héroes y heroínas que daban cuenta de sus hazañas transmitidas de generación en generación. Héroes y semidioses como Prometeo (protector de la civilización y creador de la cultura), Perseo (el que corta la cabeza de la medusa y salva la bella princesa Andrómeda), Orfeo (con el gran poder de la música, el canto y del amor por Eurídice), Heracles (el valor y la fuerza del guerrero), Aquiles ( el más veloz, el de los pies ligeros y el mas hermoso, hospitalario y dulce), o Ulises (inteligente, astuto e ingenioso), todos ellos encarnan rasgos específicos de las virtudes y los valores en su cultura de origen.

El héroe y semidios Elon Musk, que reina en el mundo empresarial de las tecnológicas con marcas como Tesla (coches eléctricos y producción y almacenamiento de energía), SpaceX ( cohetes reciclables y viajes espaciales) Hyperloop (transporte de pasajeros y mercancías en tubos al vacío a alta velocidad) o Boring Company (excavaciones e infraestructuras), acaba de crear una nueva compañía: Neuralink, con el objetivo de llevar las tecnologías de inteligencia artificial al campo de la comunicación directa e inalámbrica del cerebro para (en principio) aplicaciones médicas.

Mediante la aplicación de los mejores avances en nanotecnología y los progresivos logros de la inteligencia artificial, Munks quiere elaborar una hoja de ruta que permita la consecución de una nueva forma de comunicación a pacientes con daños graves en el cerebro o incluso, pensando más allá, en una comunicación más directa y abierta a través de interfaces cerebro-máquina o cerebro-cerebro, y que permita imaginar dichas posibilidades para el futuro.

La fascinación por las nuevas tecnologías y los avances cientificotécnicos  han creado una nueva especie de religión y culto en la que un grupo de héroes habitan en el Olimpo de Silicon Valley para crear nuevas posibilidades para la humanidad. Mejorando el presente de nuestras vidas y anticipándose a las soluciones para el futuro incierto de la vida en nuestro planeta.

Al modo de los héroes clásicos, su disposición a salvar a la humanidad o mejorar sus condiciones de vida presentes o futuras, despliegan rasgos que les caracterizan como los nuevos héroes del futuro para la humanidad y sus espectaculares hazañas.

Neuralink, fue adquirida por Elon Musk a una pareja de científicos que precisamente querían desarrollar investigaciones neurotecnológicas, pero que por falta de recursos económicos no lograron seguir adelante. Sin saber que se trataba de Musk, vendieron la start-up creada en 2015 con el nombre de NeuraLink por unas decenas de miles de euros.

Según informó The Wall Street Journal, el desarrollo de la empresa no solo se detendrá en nuevas estrategias para enfermedades, por lo que también quieren fusionar la inteligencia humana con la artificial y conseguir una comunicación que sea posible conectar conciencia con ordenadores. Es decir, conseguir transmitir información de manera bidireccional del cerebro a un ordenador y permitir, por ejemplo, conducir un automóvil, pilotar un avión o cualquier tipo de máquina sin necesidad de órganos intermedios o sofisticadas interfaces.

La preocupación de Elon Musk por un planeta más sostenible a través de Tesla con el automóvil eléctrico, las energías renovables y el almacenamiento energético; la posibilidad de colonizar Marte con sus cohetes de SpaceX para vivir (y también morir y ser enterrado como ha dicho Musk), o el diseño de un transporte futurista que mediante su Hyperloop permita viajar en una capsula a unas 30 personas a una velocidad de 1.220 km/h (algo así como ir de Barcelona a Madrid en unos 30 minutos), son algunos de los objetivos que presenta nuestro héroe del siglo XXI.

Ahora con el nuevo proyecto Neuralink pretende crear Cyborgs para luchar contra enfermedades degenerativas o hacer más fluidas las comunicaciones que quieren acompañar al desarrollo y también control de la inteligencia artificial. La idea de conseguir una fusión entre los humanos y las máquinas, con el objetivo de explorar este océano de posibilidades que supone conocer mejor nuestro cerebro y superarlo (¿) con la inteligencia artificial, quizás nos esté aproximando a un nuevo estadio evolutivo que, como se pregunta el historiador Yuval Noah Harari en su libro “Homo Deus”, ¿cederá la selección natural el paso al diseño inteligente? Aquí lo dejamos, de momento.

Conversaciones: