PROYECTO "EWHEELDRIVE"

Ford y Schaeffler crean un prototipo eléctrico con motores en las ruedas

La firma automovilística Ford y el proveedor alemán Schaeffler presentan su prototipo eléctrico eWheelDrive, basado en el modelo Fiesta, impulsado por motores eléctricos independientes en las ruedas traseras en vez de un motor convencional.

La firma automovilística Ford y el proveedor alemán Schaeffler han presentado el prototipo eléctrico eWheelDrive, basado en el modelo Fiesta, un vehículo de laboratorio completamente operativo que podría llevar a alcanzar mejoras en materia de movilidad y estacionamiento en áreas urbanas al hacer posible que el diseño de coches más pequeños y ágiles.

Impulsado por motores eléctricos independientes en cada una de las ruedas traseras, la tecnología eWheelDrive ofrece espacio libre bajo el capó que en el resto de coches convencionales ocupan el motor y la transmisión y en los coches eléctricos por un motor central.

Esta tecnología podría formar parte del futuro apoyo del desarrollo de un coche de cuatro plazas que sólo ocupe el espacio de un coche de dos plazas actual. Al mismo tiempo, el diseño del sistema de dirección del eWheelDrive podría permitir que los vehículos se desplazasen lateralmente a la hora de aparcar, un potencial logro para ciudades cada vez más pobladas y saturadas.

"Se trata de un proyecto emocionante porque tiene el potencial de abrir nuevas opciones para el desarrollo de vehículos Cero Emisiones con un paquete de tecnologías muy eficiente y una maniobrabilidad excepcional", cuenta Pim van der Jagt, Director de Investigación e Ingeniería Avanzada de Ford Europa. "tenemos la oportunidad de averiguar las capacidades del vehículo y cómo podríamos solucionar algunos de los retos que nos presenta implementar la tecnología".

Con los motores en las ruedas, los componentes necesarios para las tecnologías de conducción, frenados y deceleración están instaladas en un núcleo integrado en la rueda que incluye el motor eléctrico, el freno y el sistema de refrigeración.

"Este núcleo altamente integrado hace que sea posible replantearse el coche urbano sin restricciones y podría ser un factor clave en nuevos concept cars y plataformas de automóviles en el futuro", afirma Peter Gutzmer, jefe técnico de Schaeffler.

Ford se unió al proyecto liderado por Schaeffler, el principal fabricante y suministrador de componentes de automoción con base en Alemania para investigar el potencial para vehículos futuros que podría ofrecer cero emisiones y más espacio para dispositivos como zonas adicionales de protección.

Los motores eléctricos alojados en las ruedas son considerados por muchos expertos de la industria como una tecnología importante para el futuro de coches urbanos para un mundo cada vez más poblado y urbanizado. Se calcula que de aquí a 2050 el número de personas viviendo en ciudades habrá aumentado de 3,4 billones a 6,4 billones* y el número de coches en todo el mundo se habrá cuadruplicado.

"Tenemos retos que habrá que afrontar con tiempo, reflexión e inversión", asegura Sheryl Connelly, Gerente de Tendencias Globales y Futuras. "Es al comenzar a ver cómo podríamos enfrentarnos a esos retos a través de proyectos como el eWheelDrive como nos aseguramos de acercarnos a un futuro de posibilidades y no de limitaciones".

Ford colaborará con Shaeffler, Continental, RWTH Aachen y la Universidad de Ciencias Aplicadas de Regensburg en el proyecto MEHREN (Vehículo Eléctrico Multimotor con Mayor Espacio y Eficiencia Energética) para desarrollar dos vehículos operativos de aquí a 2015. El proyecto busca incrementar la integración de motores alojados en las ruedas en los coches y se fijará en el control de dinámica del vehículo, el freno, la estabilidad y el factor de disfrute de conducción.

Sigue a Híbridos y Eléctricos en Twitter y Facebook.

 

Conversaciones: